Público
Público

Los controladores acusan a Aena de complicar los vuelos

La empresa pública niega que haya habido caos alguno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los controladores recurrieron ayer a la baza de arrojar dudas sobre la seguridad del control aéreo después de que Aena (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) haya tomado el mando en las torres de control por la vía de un decreto ley del Ministerio de Fomento. Rafael López, secretario de comunicación del sindicato de controladores Usca, habló de 'caos' y situación 'espeluznante' el domingo pasado en una torre de Barajas, aunque luego reculó y matizó que 'no hubo incidentes de seguridad', sino 'injerencias' de Aena con 'decisiones arbitrarias, sin criterios técnicos' que complicaron los vuelos.

Según explicó López, 'se dio prioridad a un vuelo de calibración' en una pista, que es un vuelo de prueba para comprobar el funcionamiento de los sistemas de control. Esto tuvo 'cierta improvisación' que originó 'demoras', 'algún aterrizaje en un aeropuerto alternativo' y la 'invasión en las zonas de protección de la pista de al lado', además de 'preocupación de los pilotos', 'tensión de los controladores' y hasta la 'crisis nerviosa' de uno de ellos, detalló el número dos de Usca en un encuentro informativo.

Aena, por su parte, rechazó categóricamente las acusaciones de los controladores. Según una portavoz, el presunto caos que denuncian se saldó 'con una demora media de seis minutos por la mañana y cero por la tarde'. Asimismo, señaló que las decisiones venían de personal cualificado al depender 'del director de navega-ción aérea central, del adjunto y del regional, que son controladores con 20 años de experiencia'.

Con todo, Usca insistió en que 'habrá tranquilidad en Semana Santa, el puente de mayo y todos los días; no vamos a perjudicar el servicio'.

Pese a las acusaciones, Usca se sentará a negociar el convenio colectivo, con el decreto como marco, en 15 días tras reunirse ayer con Aena.

Mientras, el ministro de Fomento, José Blanco, señaló ayer que 'no dará marcha atrás' al decreto que quitó el poder y rebaja el sueldo de los controladores y que se vota mañana en el Congreso. La Uniónde Controladores Europeos criticó la norma en una carta al presidente del Gobierno.