Público
Público

"Los controladores defienden sus privilegios, no sus derechos"

Manuel Chaves critica la postura de los controladores aéreos. "No se puede plantear una huelga con propósito de amenazar", subraya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno no cede, pero recuerda: 'Siempre estamos dispuestos a negociar'. Con la sombra de una huelga de controladores convocada para mediados de agosto, el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, ha criticado la postura de los controladores aéreos al entender que están defendiendo sus 'privilegios ' y no sus derechos como trabajadores.

'No se puede plantear una huelga con propósito de amenazar' a un Gobierno porque eso puede causar 'un grave daño a la economía española', ha subrayado.

En declaraciones a la cadena Ser, Chaves ha explicado que dejar la fecha de la huelga 'en incertidumbre' provoca la paralización 'de las demandas para hacer turismo, para viajar en estos momentos' y que por ello, los controladores deben darse cuenta 'del daño que le pueden causar a la sociedad española precisamente por el trabajo que tienen y del cual son responsables'.

El colectivo de controladores aéreos ya ha anunciado la convocatoria de una huelga a partir de la segunda quincena de agosto, pero sin definir la fecha concreta, a la espera de 'gestos mínimos' por parte del Gobierno que 'desatasquen' el conflicto.

Un acuerdo razonable

'Se les está ofreciendo un suelo medio anual de 200.000 euros', enfatiza Chaves

Para evitar los paros, Chaves recuerda la oferta que ha propuesto el Gobierno a los controladores. 'Se les está ofreciendo un suelo medio anual de 200.000 euros, que es un sueldo muy importante en estos momentos', ha recordado.

A pesar del desacuerdo entre Gobierno y  controladores, Chaves ha querido dejar claro que el Ejecutivo y el Ministerio de Fomento 'están abiertos siempre a la negociación' y que tienen la 'mayor voluntad de llegar a acuerdo, pero siempre en un contexto razonable'. 

El colectivo está reunido de nuevo este jueves con Aena para buscar un acuerdo. En el encuentro del miércoles, el gestor aeroportuario ofreció un salario de 200.000 euros anuales.