Público
Público

Controles cardíacos avanzados podrían elevar el riesgo de cáncer

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Julie Steenhuysen

Los pacientes cardíacos suelenrealizarse varias pruebas de diagnóstico por imágenes que losexponen a dosis peligrosamente altas de radiación, indicaron ellunes investigadores de Estados Unidos.

Más del 30 por ciento de los pacientes de un estudio que sesometieron a un tipo avanzado de test de estrés denominadoperfusión miocárdica (MPI por su sigla en inglés) seexpusieron a una cantidad de radiación lo suficientementeelevada como para aumentar su riesgo de cáncer, indicaron losexpertos.

"Se necesitan esfuerzos para disminuir esta dosisacumulativa alta y sus posibles riesgos para los pacientes",escribieron el doctor Andrew Einstein y colegas en Journal ofthe American Medical Association.

El equipo del Centro Médico de la Columbia University y elHospital Presbiteriano de Nueva York difundió su estudiodurante una reunión de la Asociación Estadounidense delCorazón, en Chicago.

La investigación sigue a un estudio de julio de un equipode la Yale University que halló que casi uno de cada 10 adultosmenores de 64 años se sometió a un procedimiento cardíaco queinvolucraba radiación en un período de tres años.

La exposición a radiación por pruebas por imágenes derutina se volvió una preocupación importante desde que lastomografías computarizadas se usan más ampliamente.

Un estudio reciente apuntó a la perfusión miocárdica comouna de las mayores fuentes de radiación por estudios porimágenes.

El equipo de Einstein buscó determinar cuánto sumaban estoscontroles cardíacos al riesgo de cáncer de un paciente.

Einstein y sus colegas analizaron datos de más de 1.000pacientes tratados en el Centro Médico de la ColumbiaUniversity en el 2006.

Los expertos utilizaron registros médicos para observar lacantidad total de controles cardíacos y otras pruebas queinvolucraran radiación entre 1988 y el 2008 para llegar a unadosis acumulada de radiación. También se observaron losregistros médicos para ver el motivo de las pruebasrealizadas.

La repetición de los controles fue común en el estudio. Elequipo halló que 200 pacientes del estudio, o el 18,2 porciento, se sometieron a al menos tres MPI y que el 5 por cientohabía pasado por cinco de esas pruebas.

La radiación se mide en milisievert (mSv). Losinvestigadores dijeron que una dosis de radiación de 50 mSvempieza a preocupar en términos de salud y que una de 100 mSvaumentaría el riesgo de cáncer.

Según la Administración de Alimentos y Medicamentos deEstados Unidos (FDA por su sigla en inglés), una tomografía dediagnóstico emite entre 1 y 10 mSv de radiación. La FDA señalaque una dosis de 10 mSv aumenta 1 en 2.000 el riesgo de muertepor cáncer.

En el estudio, 71 pacientes, o el 6,5 por ciento,recibieron dosis acumuladas de más de 100 mSv sólo porcontroles cardíacos, y un 31,4 por ciento de los pacientesrecibió más de 100 mSv de todas las fuentes médicas posibles,incluidos 120 pacientes con una dosis acumulada de más de 200mSv.

En el 67 por ciento de los casos, el motivo del control eradolor de pecho, problemas para respirar o ambas cosas. Elequipo indicó que los pacientes y sus médicos deberíanequilibrar la necesidad médica de pruebas con el riesgo decáncer a largo plazo por exposición a la radiación.