Público
Público

La Convención concluye con un original disparo de fuegos artificiales y confeti

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Convención que los demócratas celebraron esta semana en Denver, histórica en varios frentes, fue diferente también en la clausura de hoy, pues la tradicional lluvia de globos de colores fue sustituida por confeti y fuegos artificiales.

Barack Obama, convertido ya en el primer negro que concurrirá a unas elecciones presidenciales en EE.UU. por ese partido, convocó a cerca de 80.000 personas en el estadio Invesco, de Denver, para pronunciar su discurso de aceptación de la candidatura y hablar de sus ideales y compromisos.

Con su discurso, que fue retransmitido en horario de máxima audiencia por las televisiones, Obama puso punto final a los cuatro intensos días de Convención, en los que logró, como se había propuesto, recuperar la unidad del partido

A diferencia de como es costumbre, el discurso de aceptación no fue pronunciado en la sede de la Convención, sino en un estadio deportivo, como había hecho 48 años antes John F. Kennedy.

Aprovechando el espacio abierto que ofrecía el estadio, la campaña de Obama optó por sorprender a los asistentes y disparar unos castillos de fuegos artificiales, así como torrentes de confeti azul, rojo y blanco, los colores de la bandera estadounidenses.

Al final del discurso, y con la lluvia de confeti de fondo, Obama se reunió en el escenario con su esposa, Michelle, con el aspirante a la vicepresidencia, Joseph Biden, y con su esposa, Jill.