Público
Público

'Conviérteme en cristiano'

El británico Channel 4 emitirá un 'reality' que muestra la vida de 13 personas intentando convertirse a la fe cristiana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Extracto del episodio 1 de Conviérteme en musulmán, de Channel 4.  

¿Qué pueden tener en común una maestra de escuela lesbiana, un ciclista taoísta ateo, un mujeriego irredento, una joven pareja que no está casada pero espera un hijo...? Exacto: ninguno de ellos cuenta con, digamos, el modelo de conducta soñado por Rouco Varela para toda la Humanidad. Moral distraída, que se suele decir. O, mejor dicho: gente que no tiene problema alguno con el Dios de los cristianos, y por eso no piensa excesivamente en él.

Pero todo eso puede cambiar. Porque las personas mencionadas, más otras ocho, son las elegidas para protagonizar un reality-show que tiene como objetivo -aparte de un buen pastel del share- arrimar el hombro para paliar el 'declive moral' que vive Gran Bretaña, en palabras del reverendo George Hargreaves, 'alma páter' de Make me a Christian (Conviérteme en cristiano): el nuevo programa estrella del canal británico Channel 4, que durante las próximas tres semanas intentará que estas 13 ovejas descarriadas dejen de vivir en pecado y vean la luz. 

Make me a Christian seguirá el 'viaje', a partir del próximo día 10 (se emitirá en los próximos tres domingos), de un grupo de lo más variopinto hacia la conversión a la fe cristiana, a través del estudio exhaustivo de la Biblia, de las costumbres cristianas, del modo de vida cristiano (Christian Way of Life), tutelados por cuatro pastores de diferentes iglesias de Cristo: uno anglicano, otro católico, otro evangélico, otro pentecostés.

Estos asesores visitarán a los participantes en sus hogares, estudiarán sus hábitos y les darán las pautas que deben seguir para llevar una vida ejemplar como creyentes.

Pero no sólo de ateos vivirá el programa: algunos participantes de otras confesiones también pondrán a prueba su fe, como un antiguo cristiano convertido hace años al Islam. Precisamente la religión mahometana fue la que marcó el inicio del reality, cuyo formato no es estrictamente original.

Ya el pasado mes de diciembre, Channel 4 emitió la serie Make me a Muslim (Conviérteme en musulmán), narrando las truculencias de otro grupo de británicos, esta vez enfrentados al reto de rezar cinco veces al día mirando a la Meca, no beber ni una gota de alcohol o no probar la carne de cerdo. En el caso de un peluquero gay, por ejemplo, obligado a ocultar su identidad sexual, el tema se complicaba considerablemente.

Decía la presentación del programa: 'Gran Britaña es un desastre: comportamiento antisocial, alcoholismo, promiscuidad... Un hombre cree que el Islam tiene la respuesta.'