Público
Público

Convocada para el 6 de septiembre la elección del sucesor de Musharraf

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Electoral de Pakistán convocó hoy para el 6 de septiembre la elección del sucesor de Pervez Musharraf en la Presidencia del país, un puesto para el que ningún partido ha designado candidato mientras persisten las agudas diferencias entre los socios del Gobierno.

El Partido Popular de Pakistán (PPP), que lidera la coalición de Gobierno, reunió hoy a su directiva para elegir un candidato, pero finalmente sólo anunció que su líder, el viudo de Benazir Bhutto, Asif Zardari, será el encargado de designarlo.

La prensa especulaba en los últimos días con que Zardari sería el candidato, pero hoy el líder del PPP, citado por la cadena Geo TV, dijo que no tiene "deseo de ocupar ningún puesto" y sí de mantener el partido "fuerte y unido", en aparente alusión a disensiones en su seno.

El presidente es votado por un colegio electoral formado por los miembros del Parlamento y el Senado nacionales y de las cuatro asambleas provinciales del país.

Los analistas consideran imprescindible que el PPP consensúe un candidato con la Liga Musulmana-N de Nawaz Sharif, su principal socio en el Gobierno cuatripartito y segunda fuerza política del país.

El plazo para presentar candidaturas expira el próximo día 26, según anunció la Comisión Electoral.

La Liga del ex primer ministro Sharif reiteró hoy que prefiere que el presidente sea "neutral" y elegido "de manera consensuada".

"Nos gustaría que el futuro presidente sea consensuado por todos los socios de la coalición y que sea una persona neutral, de ningún partido; a ser posible de una provincia pequeña (en población) como Baluchistán", explicó a Efe el portavoz de la Liga-N, Sidiq Faruq.

El estancamiento que ha seguido a la dimisión el pasado lunes de Musharraf, después de casi nueve años en la Presidencia, revela claramente las profundas diferencias que separan al PPP y la Liga-N ahora que carecen de "enemigo común".

Otro de los puntos en discordia es la restitución en sus puestos de medio centenar de jueces expulsados por Musharraf cuando impuso el estado de excepción el 3 de noviembre de 2007, acusándolos de injerencia en asuntos del Gobierno.

Entre los expulsados, estaba el entonces presidente del Supremo, Iftikhar Chaudhry, quien llevaba un recurso contra la reelección de Musharraf para un segundo mandato presidencial.

Pero el Supremo también llevaba un caso contra la amnistía que Musharraf había concedido a Bhutto y Zardari y que permitió el regreso de ambos del exilio en octubre de 2007.

El PPP se ha mostrado reticente a reinstaurar a todos los jueces, una decisión que la Liga-N le exige como condición para permanecer en el Gobierno, aunque el nuevo "ultimátum" que le había dado para hoy expiró y fue prorrogado, una práctica habitual en el regateo político paquistaní.

Sharif anunció hoy en rueda de prensa que el próximo lunes se presentará en el Parlamento una resolución para restituir en sus puestos a los jueces.

La resolución, que aún debe redactarse, es fruto de un nuevo compromiso entre la Liga-N y el PPP, que ha requerido la mediación de los dos socios minoritarios del Ejecutivo.

Sharif dijo que, tras ser debatida, la resolución ha de estar aprobada el próximo miércoles, "que debe ser el día de la restauración de los jueces", según la agencia oficial APP.

En la rueda de prensa, comparecieron Sharif y los dirigentes de los dos partidos minoritarios del Gobierno, pero ninguno del PPP.

Según su versión, la resolución será redactada por un comité formado por miembros del partido de Zardari y de la Liga-N.

Los dos partidos se habían comprometido el pasado día 7 a devolver a los jueces a sus puestos "inmediatamente después" de la salida del poder de Musharraf.

El portavoz de la Liga-N aseguró a Efe que la resolución puede redactarse "en una hora", pero evitó responder si el PPP está totalmente de acuerdo con los términos que exige Sharif.

Según filtraciones a la prensa, el PPP ha intentado excluir a Chaudhry de la resolución.