Público
Público

Las cooperativas agrarias instan a actuar coordinadas para lograr una compensación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Fernando Marcén, apostó hoy por la unidad de acción del sector hortofrutícola y el Gobierno para lograr compensaciones para los productores por el daño que ha causado la errónea atribución del brote de E.coli a pepinos españoles.

En declaraciones a Efe, Marcén subrayó que Cooperativas Agro-alimentarias no prevé actuar en solitario y confía más en la coordinación de todos los agentes del sector con el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, porque es "más efectivo".

No obstante, Marcén, quien hoy asiste en Almería a una reunión de representantes del sector con el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán; el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, abogó por "ir al máximo" para compensar a los productores españoles.

Desde Alemania, criticó, se hicieron unas declaraciones "temerarias, sin tener ninguna base científica", y el hecho de que tuvieran un problema sanitario grave "no avalaba que se disparase a discreción contra todo lo que se movía".

"A Alemania hay que pedir responsabilidades", recalcó Marcén, aunque reconoció que "no es fácil" jurídicamente, porque el pánico que genera una cuestión sanitaria "casi justifica todo".

Cooperativas Agro-alimentarias ya ha contactado con asesores especializados, aunque descarta tomar acciones en solitario porque prefiere pactarlas para reclamar todo lo que corresponda, porque el sector ha sufrido un daño económico y moral, subrayó.

Ahora, los países tienen que levantar el veto a los productos españoles y el sector tiene que recuperar la confianza del consumidor europeo, y eso "va a costar mucho dinero en campañas de promoción".

Marcén destacó, no obstante, que entre todos se ha conseguido resolver esta crisis en poco tiempo de una manera "contundente", sin queja de la actuación del Gobierno desde el primer momento, y la Unión Europea tiene asumido que tiene que empezar a preparar líneas de ayuda, responder ante este "gravísimo error" y que "alguien" tiene que pagar por ello, económicamente y políticamente.

En su opinión, de esta crisis "hay que aprender", hay que modificar normas y la Unión Europea "tiene que involucrarse más en estos casos".