Público
Público

El coordinador español infectado de gripe A dice que sueña con poder salir

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El responsable de programas en el extranjero de la española Universidad Pontifica de Comillas, primero del grupo de españoles que dio positivo por el virus AH1N1 en China, sueña con que durante dos días seguidos las pruebas de saliva den negativo "para poder salir", dijo hoy a Efe.

"Fui el primero en dar positivo y hasta ayer todavía lo era. El resultado de hoy aún no lo sé. Dijeron que hasta que dos veces seguidas la saliva del paladar no muestre señales de virus, no saldré. Físicamente estoy bien, pero un poco cansado de estar ya seis días aquí", manifestó a Efe Álvaro Lozano.

Lozano está hospitalizado al igual que una profesora, un intérprete chino y cuatro estudiantes de la Facultad de Ciencias Económicas Empresariales y de Derecho (ICADE) de la universidad madrileña, que al parecer también dieron ayer positivo a la prueba de la saliva efectuada en el hotel.

El coordinador y portavoz del grupo reconoció hoy que los estudiantes decidieron enviar comunicados a la prensa al ver que pasaban los días sin saber claramente su situación.

"Yo llegué bien a Pekín el 7 de julio, y atribuí el sentirme mal y la fiebre alta un par de días después al fuerte aire acondicionado de las clases, el cansancio y la diferencia horaria", afirmó.

"Mi seguro español me aconsejó comunicarlo a médicos chinos, que, dijeron, siguen un protocolo muy estricto. Con 39 de fiebre y los resultados positivos de las pruebas me ingresaron y aislaron en un hotel a alumnos, a una profesora y al coordinador chino", añadió.

El grupo de 21 alumnos había llegado ilusionado el 7 de julio para el curso "Inside Beijing y Shanghai" que por cuarto año se organiza en colaboración con el "Beijing Center of International Business" (UIBC) de la Universidad de Economía y Comercio.

"Ya trajimos un centenar de alumnos (hasta este año) y siempre fue muy bien. Además de teoría, visitamos empresas para conocer la inversión española en China y sus relaciones con la UE. Este año, por desgracia, hemos tenido mala suerte", declaró a Efe.

El curso se canceló y el Centro busca billetes para quienes deseen regresar a España cuando sean "liberados".

Según dijeron a Efe hoy algunos estudiantes, todos lo harán excepto dos o tres inscritos en cursos de chino para agosto.

"Todos queremos que esta situación se resuelva lo antes posible. Si todo va bien, los 16 estudiantes que están aislados en el Hotel Yanxiang (noreste de la ciudad) saldrán a última hora de mañana viernes", dijo Lozano.

"A los que estamos en el hospital no nos dejaran salir hasta que demos dos veces seguidas negativo en saliva", concluyó.

Ninguno de los estudiantes consultados hoy por Efe quiso identificarse y todos remiten a Lozano por tener, dicen, temor a aumentar la preocupación de sus familias. Se confiesan bien, pero aburridos.

"Si salimos mañana, nos llevarán a otro hotel hasta el regreso a España. Algunos nos quedaríamos, pero nuestros padres, al menos los míos, quieren que regresemos cuanto antes", dijo a Efe uno de ellos.

Aunque no se quejan del trato de las autoridades consulares españolas, dicen que "nos dejaron claro que solamente pueden ser un apoyo moral por los estrictos protocolos chinos y que ya se advirtió que debe aplazar el viaje a China quien considere tener síntomas de afección gripal o fiebre".

El Consulado de España en Pekín remite para cualquier información al respecto a la dirección general de Comunicación Exterior del Ministerio de Asuntos Exteriores.

En el Hotel Yanxiang, destinado por las autoridades a acoger sospechosos por gripe A en cuarentena, también hay aisladas personas de otras nacionalidades "como algún niño africano y un colombiano que me dijo iba sentado en un avión al lado de alguien que dio positivo", afirmó otro estudiante.

En sus habitaciones, donde tienen acceso a Internet y ven películas, dos veces al día, les controlan la fiebre y la saliva mientras que ellos deben llevar mascarillas en las zonas comunes.

"Pero yo creo que corremos aquí más peligro de atrapar el virus que si estamos fuera, pues puede haber quien esté contagiado aunque el virus no haya dado la cara", afirmó otro intranquilo estudiante.

Ayer, el director de Comunicación de la Universidad, Javier Laquidain, anunció la llegada de una delegación a Pekín para acelerar el regreso de los que queden libres de sospecha.

"Al aterrizar nos tomaron la temperatura en el avión y a varios aleatoriamente en la terminal, pero nadie tuvo y nos trasladaron al Centro", dijo hoy a Efe una de las estudiantes afectadas.

Los primeros días, según la joven, hubo conferencias y charlas, "pero algunas fueron canceladas por el temor de algunos chinos a que los españoles estuviésemos infectados por la gripe AH1N1".