Público
Público

La Coordinadora por la Democracia convoca una nueva manifestación en Argel el sábado próximo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Coordinadora Nacional por la Democracia y el Cambio (CNDC), que integra a varias organizaciones de la sociedad civil y partidos políticos, convocó hoy una nueva manifestación para el próximo sábado en Argel en demanda de la democratización del régimen argelino.

Tras una reunión hoy de la dirección de la CNDC para realizar un balance de las manifestaciones de ayer en la capital y en otras ciudades, sus principales dirigentes consideraron muy positiva la protesta de Argel, pese a la represión de policial, que impidió su desarrollo, indicaron a EFE fuentes de la coordinadora.

Los responsables de la CNDC estimaron que la manifestación de la capital, la mayor desde hace diez años, ha sido un primer paso positivo en la recuperación de la movilización ciudadana en el país.

Las mismas fuentes indicaron que la coordinadora ha decidido también trabajar para que otros actores, especialmente organizaciones de la sociedad civil, se sumen a su alianza.

La próxima semana los dirigentes de la CNCD realizarán diversos actos para sensibilizar a los ciudadanos sobre la necesidad de movilizarse por un cambio democrático en el país, según las fuentes.

La manifestación del próximo sábado está prevista por el mismo recorrido que el de la marcha impedida ayer por las fuerzas policiales, con inicio en la plaza del Primero de Mayo y final en la de los Mártires tras un recorrido de cerca de dos kilómetros junto a la bahía de Argel.

Mustafá Buchachi, presidente de la Liga Argelina de Defensa de los Derechos Humanos (LADDH), una de las principales impulsoras de la CNDC, ya afirmó el sábado a EFE tras la manifestación de la capital que ésta había sido "un éxito, pese a la represión policial" ya que había "conseguido romper el muro de silencio y de miedo" en el país.

Buchachi recalcó que su organización no demanda "un cambio en el régimen, sino un cambio radical del mismo y el establecimiento de una verdadera democracia con elecciones limpias y libres".

Un impresionante despliegue policial impidió el sábado por la fuerza que miles de personas se manifestaran en las calles de Argel en demanda de la democratización del régimen argelino, en la que constituyó la mayor protesta vivida en la capital desde hace una década.

Más de 3.000 ciudadanos, desafiando la prohibición del Gobierno, se concentraron en la plaza del Primero de Mayo pero fueron impedidos de recorrer las calles en manifestación por los cerca de 30.000 policías y fuerzas antidisturbios que tomaron la ciudad.