Público
Público

La Copa del Mundo sorprende a los visitantes chinos en el Día de España en la Expo 2010

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Copa del Mundo de fútbol, conquistada por la selección española en el pasado Mundial de Sudáfrica, sorprendió hoy a los visitantes chinos que se acercaron al pabellón español en el Día de España en la Exposición Universal de Shanghái 2010.

Ante el temor de que se produjeran aglomeraciones que pudieran dificultar el funcionamiento con normalidad del recinto de la Expo, que acoge a cerca de 400.000 visitantes diarios, el propio comité organizador del evento solicitó al pabellón español que no anunciase la presencia de la Copa hasta hoy, único día que pasará en China.

De esta manera, los primeros visitantes que hicieron cola a primera hora de hoy para ver el pabellón español se encontraron por sorpresa con la Copa expuesta en la plaza del edificio, justo donde tienen que pasar sus últimos minutos de espera antes de entrar al pabellón.

"Como hoy es el Día de España en la Expo, el primer pabellón que quería ver hoy era ese", relató a Efe uno de los primeros visitantes de la jornada, Zhu Mengjia.

"Lo que no sabía es que estaba aquí la Copa del Mundo", dijo Zhu, quien destacó: "es muy bonita".

El trofeo viajó a China en el mismo avión que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que hoy presidió los actos del día nacional español en el evento, junto a la máxima autoridad política de Shanghái, el secretario general del Partido Comunista de China local (PCCh), Yu Zhengsheng.

La Copa regresará mañana a España para seguir su gira por todo el territorio nacional en Ciudad Real, pero durante todo el día de hoy estará al alcance de los ojos y las cámaras de fotos de varias decenas de miles de chinos.

Otra de las primeras visitantes del día, Wu Danni, acudió también al pabellón vestida incluso con los colores de la selección española, según explicó, porque "España es un país que me gusta mucho, me gusta mucho su cultura y su fútbol es muy bueno, así que vine con la camiseta roja".

Wu tampoco se esperaba encontrarse en la Expo frente a la Copa que los jugadores de la selección levantaron en Sudáfrica el pasado 11 de julio, pero acudió con la vaga esperanza de que estuviera presente alguno de los jugadores.

"Me gusta mucho el número 7, David Villa", declaró, y "por eso (y por lo que le atrae el país) elegí venir hoy a la Expo, y el primer pabellón que quería ver es el de España, que es un país muy caluroso y amistoso".

Le gustó ver la Copa, aseguró, aunque "es un poco más pequeña de lo que pensaba".

"Es una gran sorpresa para todo el mundo", celebró el empresario Shao Xiaoyu, que desde hace 21 años tiene negocios en Madrid, donde, recordó, hubo una "gran celebración" por el triunfo de la selección en el Mundial.

"Como chino con una fuerte relación con España, estoy muy contento de venir aquí hoy" y de ver además el trofeo que coronó al fútbol español como "número uno del mundo".