Público
Público

La Copa Masters saca la peor versión de Nadal y muestra un Djokovic desquiciado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cuarta jornada de la Copa Masters sirvió para comprobar que Rafa Nadal no pasa por su mejor momento de juego al quedarse fuera de las semifinales, y mostrar a un Novak Djokovic tremendamente alterado durante su partido frente a Robin Soderling.

El tenista español, número dos del mundo, fue barrido de la pista literalmente en el primer set por Nikolay Davydenko, que exhibió un nivel de juego muy alto.

El cuerpo y la mente de Nadal no parecen estar listos a estas alturas de la temporada para las hazañas de antaño, con remontadas a la heroica y partidos de más de cinco horas incluidos, y prueba de ello fue que su reacción en el segundo set no acabó de convertirse en realidad.

"Me falta confianza", insistió el de Manacor, quien aseguró tras el partido no estar preocupado por ello, ya que "es algo que viene y se va" y que se espera recuperar en un futuro cercano.

Nadal tuvo su oportunidad al llegar al "tie break" en el segundo set y cuando el servicio de Davydenko -número siete del mundo- flojeaba peligrosamente, aunque al final no pudo imponerse al buen hacer del ruso, quien tuvo la iniciativa del partido en todo momento.

La derrota de ayer de Nadal y la del pasado lunes frente a Soderling convierte en intrascendente para sus intereses el partido del viernes frente a Djokovic.

El jugador mallorquín se queda fuera por primera vez de las semifinales en una Copa Masters, torneo en el que participó en 2006 y 2007 y al que no pudo asistir por lesión en 2005 y 2008.

En el otro partido del grupo, el sueco Robin Soderling dio la sorpresa al vencer el serbio Novak Djokovic, lo que le convierte en el primero de los ocho tenistas que disputan la Copa Masters en asegurar su pase a semifinales.

Soderling se desembarazó del serbio en sólo dos sets después de vencer en el "tie break" en el primero y arrasar con un contundente 6-1 en el segundo, aprovechándose del desquicio del que fue presa Djokovic desde el inicio del partido.

Sólo entre el quinto y el séptimo juego, el serbio tiró la raqueta al suelo, se golpeó las zapatillas con virulencia como si de un torneo de tierra batida se tratase, protestó por las decisiones del "Ojo de Halcón" y movió de un lado a otro la cabeza en repetidas ocasiones, consciente de que hoy no era su día.

Pese a remontar tres bolas de partido en el décimo juego y pelear hasta el final un "tie break" muy disputado, Djokovic decepcionó en el segundo set, donde fue poco menos que una marioneta en manos de Soderling.

El serbio justificó su derrota por el cansancio acumulado de toda la temporada, y admitió que no las tiene todas consigo de poder recuperarse -también moralmente- antes del viernes para enfrentarse a Rafa Nadal.

El sueco, que venció por primera vez a Djokovic tras cinco enfrentamientos anteriores, aseguró estar "disfrutando mucho" de la Copa Masters, y manifestó su deseo de no medirse ante Roger Federer en semifinales, contra quien ha perdido los doce partidos que han disputado.

En la categoría de dobles, el polaco Lukasz Kubot y el austríaco Oliver Marach vencieron al bielorruso Max Mirnyi y el israelí Andy Ram en tres sets y después de un "tie break" final muy emocionante que duró 30 puntos, con lo que se sitúan líderes de su grupo con dos victorias.

En el otro enfrentamiento del grupo, la pareja de estadounidenses Bob Byran y Mike Byran se impusieron al checo Lukas Dlouhy y al indio Leander Paes.

Otra nota destacada de la jornada fue la entrega del trofeo que acredita como número uno del mundo al suizo Roger Federer tras su victoria ante Andy Murray, un reconocimiento que hizo levantarse de sus asientos a las miles de personas que poblaban a esa hora el O2 para aplaudirle en reconocimiento a su logro.

El tenista helvético ha conseguido, con ésta temporada, finalizar como líder de la ATP en cinco ocasiones, a sólo una del estadounidense Pete Sampras, quien ostenta el récord.

Desde el año 2004, a Federer sólo lo ha apeado del número uno el español Rafael Nadal, a quien volvió a apartar del trono en julio de este año después de poco más de diez meses en el segundo puesto del escalafón.