Público
Público

Coppola afirma que quien controla el mundo tiene a los artistas trabajando para él

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El director de cine estadounidense Francis Ford Coppola dijo hoy en un foro de negocios en la Ciudad de México que "quien controla el mundo tiene a los artistas trabajando para él", en referencia a la relación que históricamente han mantenido el dinero y el poder con el arte.

"Ahora, las empresas, que son quienes tienen el dinero, pagan a los artistas para que les hagan los anuncios; antes era el Vaticano quien contrataba a los artistas para pintar las catedrales", dijo.

Coppola hizo estas declaraciones durante la conferencia que ofreció en el marco del evento "ExpoManagement 2011", un foro en el que diversas personalidades comparten ideas, prácticas y tendencias para hacer negocios.

El director de "El padrino" es una de las grandes figuras de la historia del cine y un emprendedor que ha concretado proyectos en múltiples industrias convirtiéndose en propietario de bodegas de vino, hoteles y restaurantes.

Parte de su conferencia la dedicó a hablar sobre la confrontación que suele darse en el cine entre el mundo empresarial y el artístico e indicó que "el truco reside en saber quién está al frente y dónde está el poder".

"Si el que está al frente es creativo, los artistas tienen sus ideas como aval, pero si es alguien del departamento de ventas no me siento seguro", explicó, y añadió que él "siempre" tiene conflictos con la gente de márketing.

Coppola señaló que "el artista debe iluminar la vida contemporánea" y animó a los jóvenes a que luchen por hacer lo que les gusta "porque las ideas que ahora les rechazan serán las mismas que por las que luego les darán un premio".

En su caso particular, dijo que él ahora se encuentra fuera de la industria y que hace películas "personales, pequeñas y no muy taquilleras".

"Nunca pretendí ser un gran director, veía las películas que llegaban de Japón o Italia, muy personales (...), y yo quería hacer filmes que pudiera escribir y que fuesen de mi interés", explicó.

"El arte siempre lucha por la verdad y queremos que la gente vea una película donde pueda ver su rol o hacia dónde deben ir. El arte nunca debe menospreciar sentimientos o utilizarlos para ganar dinero", aseveró.

El director enumeró dos ingredientes esenciales para que un filme triunfe: la actuación y el guión. "Cuando ambos se conjugan de manera correcta podemos hacer magia", subrayó.

En el caso concreto de "El padrino", dijo para explicar su éxito, "por alguna razón los actores estaban en su lugar y el público quería ver una película así con esas grandes estrellas (...), sin quitarle importancia a la suerte".

Respecto a algunos de sus negocios paralelos, como el vinícola, indicó que "el saber contar una historia es importante para elaborar el vino" porque ayuda a entender la trayectoria que recorre la vid desde que se planta hasta que da uva y cómo luego ésta se convierte en vino.