Público
Público

La corazonada de Madrid, ante su momento crucial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Madrid tiene una corazonada: organizar los Juegos Olímpicos de 2016 pese a que el Comité Olímpico Internacional (COI) suele alternar de continente - la siguiente cita es Londres - y las reservas del último informe de la Comisión de Evaluación antes de la decisión del próximo viernes en Copenhague.

La competencia será dura: Chicago, que cuenta con el respaldo inigualable del presidente estadounidense Barack Obama, que ha vivido en la capital de Illinois gran parte de su vida adulta; Río de Janeiro, que aspira a ser la primera ciudad sudamericana que albergue unos JJOO y Tokio, que destaca por su sólido plan financiero y el elevado nivel técnico de su candidatura.

Madrid ya intentó organizar los Juegos de 2012, que finalmente recayeron en la capital británica, pese a ello, no dudó en volver a presentarse como sede.

"Repetimos porque (el presidente del COI Jacques) Rogge me dijo que la rotación de continentes no es clave", dijo recientemente el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón.

Ruiz-Gallardón ha afirmado que asumirá su responsabilidad en caso de que Madrid no logre los Juegos otra vez, pero sí que se presentará a la reelección en las elecciones municipales de 2011.

"Si no se alcanzase ese objetivo, evidentemente, yo, al margen de cualquier responsabilidad, tendría que ser muy consciente de que lo que he considerado prioritario no había sido capaz de alcanzarlo", declaró.

"Quien tiene que juzgar las consecuencias de todas y cada una de las actuaciones políticas son directamente los ciudadanos", matizó posteriormente.

Madrid cuenta con el mayor apoyo popular de todas las candidatas, pero recibió un jarro de agua fría el pasado 2 de septiembre cuando se publicó el último informe de la Comisión de Evaluación que dijo que la documentación y presentación de Madrid fue de "una calidad variada".

Las autoridades españolas restaron importancia a la valoración y enviaron un mensaje de optimismo, indicando que las deficiencias señaladas eran puramente formales. Además, el Gobierno modificó la legislación antidopaje porque el COI dijo no tener claro si las leyes vigentes cumplían el código de la Agencia Mundial Antidopaje.

En el aspecto positivo, los integrantes de Madrid 2016 destacan las infraestructuras del transporte público madrileño y su adaptación a los discapacitados; el refuerzo de la capacidad hotelera y el respeto al medio ambiente.

DOS VOTOS

Pese a todo, en esta edición ninguna ciudad se ha destacado como favorita y Rogge cree que la decisión se podría tomar por un par de votos, es decir, que dependería de que unas pocas personas cambiaran de opinión. De hecho, fueron dos los votos que apartaron a Madrid de la última ronda de votación cuando Londres ganó los JJOO en Singapur.

Para ello, las candidaturas van a desplegar en Dinamarca todo su arsenal diplomático y deportivo. En el caso de España, el Rey, que fue deportista olímpico y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, encabezan la delegación. El líder del PP, Mariano Rajoy, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde Ruiz-Gallardón, completan la representación política, según confirmó un portavoz del Ayuntamiento.

oro y plata en Barcelona y Atlanta en los 1.500 - y Marta Domínguez; el futbolista Raúl González y la nadadora Gemma Mengual, cuyo grupo ha situado a España en la élite de la natación sincronizada, defenderán la candidatura española.

El último impulso antes del viaje a Copenhague tendrá lugar el domingo en la madrileña plaza de Cibeles, donde los organizadores aspiran a formar el mayor mosaico humano con el logo de Madrid 2016 y jugar una de las mejores bazas de la capital: el apoyo popular. Después, el cantante David Bisbal dará un concierto en el que presentará su último álbum.

En el año 1965, Madrid se aventuró por primera vez en el proyecto olímpico. En 2005 se quedó en el último corte. Posiblemente, todos los integrantes de la delegación de Madrid 2016 confíen en que se cumpla el conocido refrán español: A tercera va la vencida.