Público
Público

Corbacho confía en que en agosto esté cerrado el acuerdo del diálogo social

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, mostró hoy su confianza en que "en el mes de agosto" esté cerrado el acuerdo en materia de diálogo social con los sindicatos y la patronal que junto al Gobierno, se están "esforzando" para que se produzca "cuanto antes", ha reconocido.

Aunque ha admitido que no existe una fecha establecida por las partes para conseguir el acuerdo, Corbacho ha dicho que si se puede "tener un acuerdo en siete días" no se deben "esperar quince".

El ministro ha recordado que en la última reunión, celebrada ayer, se propuso la ampliación en seis meses de la prestación por desempleo a los parados que se les haya agotado, "ligada siempre con la formación", y una rebaja en un 0,5 por ciento de las cotizaciones de las empresas a la Seguridad Social.

Lo que no se ha incluido en esta negociación es "ninguna propuesta" sobre la creación de nuevos contratos, ha asegurado Corbacho, tras la reunión que ha mantenido con el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, la vicepresidenta, Lola Gorostiaga, y el delegado del Gobierno en la región, Agustín Ibáñez.

El ministro ha reiterado que "es necesario e importante" que Gobierno, patronal y sindicatos trabajen "sobre una perspectiva de futuro partiendo de un análisis de la situación actual y el contexto de crisis" y, por eso, ha dicho que al Ejecutivo "le gustaría" un acuerdo "cuanto antes posible".

"Y si puede ser este mismo mes, es la línea en la que tenemos que trabajar. Y yo estoy convencido que esa es la opinión compartida por los sindicatos y la CEOE, que se están esforzando para que en este mes de julio se llegue a un acuerdo final", ha dicho.

Pero ha aclarado que la negociación con sindicatos y patronal no es un debate de "ofertas y contraofertas", sino que se está produciendo en cada reunión en un clima "muy fluido, muy cordial", muy correcto y con muchas propuestas".

Por ello, espera que "en los próximos días realmente se pueda llegar a una síntesis de acuerdo entre lo que el Gobierno plantea y lo que están pidiendo los agentes sociales".

"Y todo esto hay que hacerlo en un equilibrio de atender a las personas que han podido perder la protección por desempleo, también dentro de las disponibilidades económicas que el Gobierno tiene, que no son ilimitadas", ha insistido.

Ha afirmado que el Gobierno no va a adoptar "ninguna medida que ponga en riesgo la Seguridad Social" y ha recordado que se está a la espera de la "proyección" que está elaborando este organismo para los próximos años.

Corbacho ha recordado que la última propuesta de la CEOE ha sido una rebaja en un 2 por ciento de las cotizaciones de los empresarios a la Seguridad Social, frente al planteamiento del Gobierno de una reducción del 0,5 por ciento, aunque ha señalado que "hay que ver" cómo sigue la negociación, por que no hay "una decisión adoptada".

En este sentido, el ministro de Trabajo ha insistido en que se deben conocer las previsiones presupuestarias de la Seguridad Social para poder "ajustar el máximo".

Ha reconocido que el Gobierno intenta compatibilizar medidas que puedan reducir la presión económica a las empresas, aunque siempre que la Seguridad Social y las pensiones "no tengan el menor riesgo".

El objetivo último, ha recordado el ministro de Trabajo, es "intentar salir cuanto antes de la crisis económica".