Público
Público

Corbacho dice que el diálogo social estará presente desde primeras horas de su mandato

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El nuevo ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, se comprometió hoy a que el diálogo social esté presente "desde las primeras horas" de su mandato, y aseguró que los problemas que pueda generar este departamento son para él "retos" que hay que "gobernar y resolver con ánimo".

En el acto del traspaso de la Cartera de Trabajo, de la que salen Asuntos Sociales y a la que se une el área de Inmigración, Corbacho subrayó la labor de su predecesor, Jesús Caldera, y el equipo de éste, que han conseguido que España "se encuentre a la cabeza de los países en materia de protección de los derechos constitucionales", entre los que citó empleo, seguridad social o migraciones.

En presencia de Caldera y todos los altos cargos del Ministerio, así como del vicepresidente segundo, Pedro Solbes, y de líderes y representantes de las principales organizaciones sindicales y empresariales, Corbacho citó a los agentes sociales como la "máxima expresión del impulso del diálogo social", y añadió que espera de ellos "complicidad sincera" para seguir llegando a acuerdos.

Señaló que su experiencia en la política local le servirá para trabajar desde la "proximidad" y "cercanía", y partiendo de que los problemas hay que tomarlos como "retos" que se deben resolver, y tuvo una mención especial para los más 5.000 trabajadores del Ministerio, a quienes llamó "compañeros".

Añadió que el Ministerio desarrollará su labor para "todos los trabajadores y sus familias, que ostentan derechos y libertades fundamentales allá donde se encuentren y sin distinción de raza y origen".

En este acto intervino en primer lugar Jesús Caldera, quien se mostró convencido de que todo el trabajo realizado antes por él "se mejorará" en esta nueva etapa.

En presencia de los secretarios generales de CCOO, UGT, CEOE y UPTA, así como de los presidentes de Cepyme y ATA, entre otros, Caldera animó a todos ellos a continuar con el diálogo social, del que destacó su "valor inmenso" no sólo como un "simple instrumento" sino como la "parte constitutiva de nuestro modelo de bienestar y acción política".

El Ministerio continuará el proceso de mejorar el bienestar de los ciudadanos, añadió Caldera, quien se mostró convencido de que Celestino Corbacho tendrá una "brillantísima" labor y le ofreció su colaboración.

El nuevo ministro, por su parte, agradeció las palabras y el ofrecimiento de su "amigo" Caldera.

"Tu experiencia y mis retos de futuro tendrán que buscar el punto de unión y el punto de partida para seguir trabajando", apuntó Corbacho dirigiéndose a su antecesor, de quien también dijo que "ha sabido desarrollar expectativas personales y colectivas en un país que lo venía demandando de lejos".

Corbacho también citó la labor del Consejo Económico y Social, en presencia de su presidente, Marcos Peña, así como la del Parlamento.

Ante la vicepresidenta del Congreso, Teresa Cunillera, se comprometió a mantener desde el Ministerio la "interrelación" con el Parlamento, que "desde la independencia genera la mejor de las herramientas para incrementar día a día el bienestar de los españoles y las españolas".

A la toma de posesión también asistieron, entre otros, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, y el presidente de Caixa Cataluña, Narcís Serra.

Tras el acto, y en declaraciones a los periodistas, Celestino Corbacho señaló que su intención es reunirse cuanto antes con los agentes sociales, aunque deberán coordinar sus agendas, y no quiso adelantar nombres para la composición del Ministerio.

Según publica hoy el Boletín Oficial del Estado, el nuevo Ministerio de Trabajo e Inmigración contará con dos órganos superiores: la Secretaría de Estado de la Seguridad Social y la Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración.