Público
Público

Corbacho dice que la negociación debe partir de una explicita voluntad de acuerdo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, advirtió hoy de que cualquier reanudación del diálogo social debe partir no sólo de declaraciones sino de una "base documental" y una "explicita voluntad" de buscar el acuerdo y no querer imponer ninguna posición.

Corbacho, hizo estas declaraciones tras el acto de toma de posesión de dos cargos de su Ministerio y pidió esperar a septiembre para tener más datos sobre la evolución de la economía y hablar de una reanudación del diálogo social, y dijo que el Gobierno irá tomando todas las medidas que considere convenientes en función de la crisis económica.

Previamente, el titular de Trabajo señaló que aunque "el diálogo social esté en 'stand by'", no significa que "la sociedad no vaya a funcionar" y puso como ejemplo a las pymes como sectores dinámicos de la economía que generan empleo.

Tras la presentación de una guía de orientación sobre la duración media de los procesos de baja por enfermedad, el titular de Trabajo aseguró que aunque el diálogo social es un instrumento importante, la sociedad española" tiene muchas fortalezas" que no dependen de quien ostenta la representación de un determinado sector.

Sobre la posibilidad de que la formación popular haya estado detrás de los cambios de postura de la patronal durante la mesa de negociación, Corbacho dijo que "los dirigentes del PP se sienten plenamente identificados" con las posturas de la CEOE.

Corbacho sostuvo que el mercado español es "excesivamente flexible", en relación a la petición de una mayor flexibilidad laboral de la CEOE, que en su opinión fue una de las causas de la ruptura del diálogo social.

Añadió que el PP lleva ocho meses hablando de la reforma laboral sin presentar una propuesta concreta y pidió al principal partido de la oposición que ponga sobre la mesa "blanco sobre negro" cuál sería su propuesta de reforma laboral en caso de que tuviera la responsabilidad de gobernar.

El ministro de Trabajo negó que una rebaja de las cotizaciones o un abaratamiento del despido genere más empleo y aseguró que el mercado laboral español es "excesivamente flexible".

De los 50 millones de contratos que se han hecho en España entre 2006 y 2009, dijo Corbacho, 44 millones fueron temporales y 6 millones fijos y añadió que de los 1,3 millones de empleos perdidos durante la crisis, más de un millón son contratos temporales.

Tras rechazar la posibilidad de que el diálogo social se reanude sobre la base de la última propuesta de la CEOE, Corbacho dijo que su Ministerio no contempla otra medida además de la nueva prestación por desempleo que el Ejecutivo aprobará por decreto ley el próximo 13 de agosto.