Público
Público

Corbacho dice que los presupuestos son para que los parados no queden desamparados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, aseguró hoy que detrás de los presupuestos de su departamento está la protección a los que más directamente les afecta la "profunda" crisis económica, para que "no queden desamparados a su suerte".

Durante el debate del dictamen de los Presupuestos Generales del Estado para 2010, Corbacho recordó que sólo la suma del gasto en pensiones y desempleo supone el 77% del total del gasto del Estado y valoró que sea un Presupuesto "dinamizador de actividad y solidario".

Además, elogió la "buena salud" del sistema de la Seguridad Social, que tendrá un superávit en 2010 de 2.880 millones de euros, el 0,2% del PIB, y que -en su opinión- "refuerza" el sostenimiento de las pensiones, cuya revalorización es una "apuesta decidida" del Gobierno.

En este sentido, puntualizó que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social alcanzará los 60.000 millones de euros en 2010, a pesar del momento de crisis económica.

Dijo que los créditos de 47.178 millones de euros destinados a Trabajo y a la Seguridad Social son "prioritarios" en la política presupuestaria del Ejecutivo ante el "frenazo" de la actividad y la destrucción de empleo.

"En este escenario los presupuestos son austeros. Se han ajustado al máximo todas las partidas que no tienen que ver con la protección social para reforzar las partidas centrales y priorizar en políticas de empleo y fomento de la ocupación", aseveró, tras señalar que tampoco se han recortado derechos de los trabajadores.

Corbacho destacó los 8.000 millones de euros destinados a políticas activas de empleo, con la incorporación de una nueva partida de 250 millones para actuar en programas de formación en colaboración con las comunidades autónomas y en los que estimó que participarán 3,8 millones de personas.

En materia de inmigración valoró la consolidación de las políticas de cooperación con las comunidades autónomas para el acogimiento de menores y el desarrollo de las ayudas humanitarias.

Por parte del PP, Ignacio Echániz aseguró que los presupuestos están hechos para otro país y otro momento histórico y criticó "la terquedad y el pasotismo" de Corbacho.

Rafael Hernando, también del PP, mostró su disconformidad con los recortes en las partidas paras los inmigrantes que hace que los presupuestos sean "antisociales", mientras que su compañero de partido Tomás Burgos señaló que las cuentas deterioran la Seguridad Social y generan "incertidumbre".

Desde CiU, Josep Sánchez Llibre criticó que los Presupuestos incrementen la dotación para pagar el desempleo -"lo que demuestra el fracaso del Ejecutivo"-, en lugar de aumentar la destinada a políticas activas que impulsen el empleo -"lo que demuestra la impotencia del Gobierno"-.

Además, defendió que se incorporen medidas de otras economías, como es el caso de Alemania y su tipo de contrato que permite trabajar de forma parcial y cobrar el paro.

El diputado de ERC Joan Tardá insistió en su intervención en que no se recorte el 50% de la partida que reciben los ayuntamientos y las comunidades autónomas para políticas de acogida, porque sería un "atentado" para ellos, al ya estar muy afectados por una financiación deficitaria y por la crisis.

Joan Herrera, de ICV, también incidió en este aspecto y además pidió aumentar las transferencias que reciben las comunidades autónomas para la modernización de los servicios de empleo e incrementar la dotación para la formación profesional de los trabajadores.