Público
Público

Corbacho: "Hay que ayudar a las empresas, pero no a costa de crear una crisis"

El ministro de Trabajo asegura que la renta de 420 euros para los parados que hayan agotado su prestación "no es un subsidio" y debe ir acompañado de cursos de formación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha explicado que el diálogo social entra en una fase en la que todos deben esforzarse en cerrar un acuerdo definitivo porque la crisis 'no entiende ni de semanas ni de meses', y en septiembre, ha dicho, hay que tomar alguna medida.

En una entrevista con la cadena SER, Corbacho ha señalado que hoy 'no es el día D', en alusión a la reunión que mantendrán el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con los líderes sindicales y empresariales para llegar a un acuerdo en el diálogo social.

Según el titular de Trabajo, se trata de mandar un mensaje a la sociedad española sobre la capacidad de los agentes sociales y el Gobierno para ponerse de acuerdo en un 'mínimo denominador', ya que la crisis se debe, en su opinión, a una contracción del consumo por la falta de confianza de los ciudadanos y a la restricción en el acceso al crédito de las empresas.

En relación con las pretensiones de la CEOE de reducir en cinco puntos el pago de las cuotas a la Seguridad Social, Corbacho aseguró que esta medida supondría un gasto de 18.000 millones de euros que, unido al superávit del Sistema previsto para 2010 (unos 3.000 millones), generaría un déficit de 15.000 millones para pagar pensiones.

'De las pensiones pende la seguridad en presente y futuro de más de ocho millones de ciudadanos', afirmó el ministro, quien destacó que en caso de déficit habría que utilizar el Fondo de Reserva o bajar la cuantía de las pensiones.

La última propuesta del Gobierno contiene una rebaja permanente de 0,5 puntos en el pago de cuotas por contingencias profesionales -accidentes y enfermedades laborales- y otra transitoria de un punto para las empresas en situación de crisis durante 2010. Corbacho subrayó que si esta última medida afecta a la sostenibilidad de la Seguridad Social, el Gobierno se comprometería a reponer el 'hipotético' déficit de estas cuentas.

En este sentido el ministro agregaba que 'hay que hacer un esfuerzo por bajar los costos a las empresas en la medida de lo posible. Hay que ayudarles pero no podemos hacerlo a costa de crear una crisis profunda, esa es la línea roja que el Gobierno nunca va a atravesar', afirmó Corbacho.

Entre el resto de medidas que se están negociando, el ministro de Trabajo reiteró que la renta de 420 euros que el Ejecutivo está dispuesto a ampliar a los parados que hayan agotado su prestación por desempleo 'no es un subsidio' y debe ir acompañado de cursos de formación.

'El Gobierno entiende que tiene unos límites' para financiar esta medida, dijo en respuesta a la petición de los sindicatos de que se alargue durante un año.

Asimismo, Corbacho consideró que 'los tiempos que corren no son los mejores' para pedir la desregulación de los expedientes de regulación de empleo (ERE) y se mostró de acuerdo en reducir el absentismo laboral no justificado, que, dijo, depende 'muchas veces' de la propia organización de las empresas.

Respecto al desempleo, el ministro no quiso adelantarse a la publicación de los próximos datos (el viernes se difunde la Encuesta de Población Activa) pero auguró el inicio de un cambio 'tímido' y de tendencia.