Público
Público

Corbalán aboga por poner límite salariales y presupuestarios en el baloncesto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex jugador internacional Juan Antonio Corbalán ha abogado por limitar los salarios y los presupuestos de los jugadores y clubes de baloncesto para evitar los déficit de los equipos.

Corbalán dictó anoche una conferencia en Bilbao con ocasión de la XII Semana Olímpica de la capital vizcaína, dedicada en esta ocasión al baloncesto.

El ex base internacional repasó la trayectoria del baloncesto español desde la eclosión con la medalla de plata de los Juegos de Los Ángeles de 1984, que él protagonizó.

El médico y ex jugador recordó que varios clubes de la ACB están actualmente en situación de suspensión de pagos -como el Joventut- y abogó por un límite de salarios y presupuestos para poder controlar los gastos.

Como en cualquier actividad, recordó, "hay que gastar lo que se ingresa, no más", algo que no cumple el deporte en general y el baloncesto en particular. Por ejemplo, planteó si es bueno tener a un jugador al que se le paga "un millón y medio de euros" al año, de los que hay algunos en la liga española.

Los que se oponen a los límites dicen que hay que pagar para poder traer a grandes jugadores", reconoció, pero a cambio los clubes acumulan pérdidas continuas.

También lamentó que el espectáculo que se ofrece se resienta porque actualmente los mejores jugadores no están en Europa. Cuando él jugaba, en los ochenta, la NBA tenía 19 equipos y venían a Europa "grandísimos jugadores" que no tenían cabida allí; ahora, "la NBA tiene 32 equipos y juegan en ella los cincuenta mejores jugadores europeos", con lo que se han descapitalizado las competiciones del Viejo Continente.

Una de las consecuencias es que ahora "los equipos se parecen mucho unos a otros; les cambias las camisetas y no les reconoces, juegan igual, sólo algún chispazo del Barcelona".

De la actual selección española, sobre la que se deshizo en elogios por sus actuaciones en el Mundial y los Juegos, dijo que en el último año solamente "ha jugado bien un rato en dos o tres partidos". Una selección cuyo punto más alto, lamentó, "ya ha pasado".