Público
Público

Corea del Norte advierte a Seúl sobre "consecuencias irreversibles"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pyongyang advirtió hoy a Seúl de que el endurecimiento de su postura hacia Corea del Norte puede tener "consecuencias irreversibles", lo que supone un nuevo paso en la escalada de la tensión que ha llevado las relaciones entre las dos Coreas a su peor momento en 10 años.

Esta advertencia norcoreana, recogida por el diario "Rodong Sinmun" del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte, coincide con la llegada hoy a Seúl del negociador nuclear estadounidense, Christopher Hill.

Corea del Norte ha sido inequívoca en sus últimos gestos: empezó la semana pasada con la expulsión de los funcionarios surcoreanos del complejo industrial de Kaesong, siguió con el lanzamiento de varios misiles de corto alcance y terminó el domingo amenazando con "reducir a cenizas" Corea del Sur.

En declaraciones a la prensa al llegar a Seúl, Hill minimizó no obstante las declaraciones del régimen comunista y las consideró como parte de la necesidad de Pyongyang de hacer propaganda en su propio territorio.

Hill se mostró confiado en que las amenazas norcoreanas no afectarán a las negociaciones a seis bandas entre ambas Coreas, China, Japón, Rusia y EEUU para poner fin al programa nuclear norcoreano.

El negociador estadounidense ha llegado a Corea del Sur precisamente con la intención de desbloquear el proceso de desnuclearización norcoreana, estancado desde finales de 2007.

La causa del bloqueo son las discrepancias entre Corea del Norte y EEUU en cuanto a la existencia de un programa del enriquecimiento de uranio y a una supuesta cooperación nuclear norcoreana con Siria.

Hill y su homólogo norcoreano, Kim Kye-gwan, se reunieron en marzo en Ginebra para tratar de limar estas diferencias y, aunque no se logró ningún acuerdo concreto, el enviado de EEUU apuntó que en aquella ocasión se produjeron ciertos avances.

No obstante, Hill reconoció que ni aquellos avances ni otros contactos formalizados por vía indirecta serán útiles hasta que Corea del Norte presente una declaración completa y correcta de su potencial nuclear.

"Ahora es cuando Corea del Norte tiene que tomar una decisión", agregó Hill, en referencia a la posibilidad de que Pyongyang esté tratando de retrasar las negociaciones hasta que haya un cambio de Gobierno en Washington.

Según el negociador estadounidense, las condiciones son ahora mejores para Pyongyang.

Los medios surcoreanos hacían conjeturas sobre una eventual reunión entre el negociador de EEUU y el norcoreano durante este viaje de Hill, que lo llevará además a Indonesia y Timor Oriental, pero el alto funcionario estadounidense negó tal posibilidad.

Pyongyang arremetió hoy contra el presidente surcoreano Lee Myung-bak, a quien acusó de traidor, de pro-estadounidense y de impulsar la confrontación entre las dos Coreas.

Se trata de la primera crítica que el régimen norcoreano lanza contra Lee, citado por su nombre, desde que asumió la presidencia el 25 de febrero pasado, a causa del endurecimiento de su política hacia Pyongyang.

Desde que asumió su mandato, el presidente Lee ha condicionado la política hacia Corea del Norte a la desnuclearización del régimen comunista, al mismo tiempo que ha anunciado una estrecha cooperación con Washington.

Analistas locales creen que las críticas de Pyongyang son una respuesta al endurecimiento de la política hacia el país comunista, ordenado por Lee, y algunos incluso sugieren que Corea del Norte pretende influir en las elecciones parlamentarias que se celebrarán en Corea del Sur el próximo miércoles.

Según los últimos sondeos, se prevé una mayoría amplia para el grupo de Lee, el conservador Gran Partido Nacional.