Público
Público

Corea del Norte dice que está preparada para el combate

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Corea del Norte dijo el lunes que sus fuerzas armadas estaban preparadas para el combate total en respuesta al inicio de las maniobras militares anuales de las tropas estadounidenses y surcoreanas, aumentando la tensión en la dividida península.

En un comunicado leído en la televisión estatal, un oficial militar también advirtió en tono duro de que cualquier intento por derribar el misil de largo alcance que el aislado país pretende lanzar pronto se consideraría un acto de guerra.

Pyongyang acusa habitualmente a Estados Unidos y Corea del Sur de intenciones agresivas con las maniobras, pero la retórica esta vez ha sido más estridente.

Calificó los ejercicios como una provocación que sólo ocurriría "en la víspera de una guerra", y amenazó con desconectar su teléfono rojo con el Ejército del Sur, el vínculo telefónico entre los dos ejércitos, que se han concentrado a ambas partes de la frontera que les ha dividido durante más de medio siglo.

La Marina de Estados Unidos llevará a cabo maniobras con fuego real al norte de Seúl y a una hora de distancia en coche desde la frontera. Un portaaviones estadounidense participará en los ejercicios, dijo el Ejército de EEUU.

Las maniobras se producen mientras Pyongyang se prepara para probar su misil Taepodong-2 y en un momento de especulaciones sobre la salud del líder norcoreano, Kim Jong-il.

Pyongyang dice que el lanzamiento sería para un satélite dentro de su desarrollo en el sector de las comunicaciones, aunque en virtud de las sanciones de la ONU no puede disparar un misil balístico.

"Disparar a nuestro satélite por motivos pacíficos significará precisamente una guerra", dijo un portavoz del Ejército Popular Coreano en el canal de televisión de Corea del Norte.

Algunos medios especularon la semana pasada con que Japón y Estados Unidos podrían interceptar cualquier misil balístico lanzado por el Norte, aunque ninguno ha dicho públicamente que fuera a hacerlo.

Ambos países, y Corea del Sur, han dicho que no ven la diferencia entre el lanzamiento de un satélite y de un misil porque utilizan la misma tecnología y el mismo cohete.