Público
Público

Corea del Norte se enfrenta a un duro bloqueo financiero liderado por EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Corea del Norte se enfrenta a un bloqueo financiero liderado por EEUU junto a una estrecha vigilancia marítima, para poner fin a las ambiciones nucleares del régimen comunista, mientras algunos expertos dudan de la efectividad de las nuevas sanciones.

La resolución unánime del Consejo de Seguridad de Naciones Unidades (ONU) contra el segundo ensayo nuclear de Corea del Norte, se ha convertido en el cimiento sobre el que EEUU y sus aliados quieren levantar barreras que pongan fin a las ambiciones armamentísticas norcoreanas.

El profesor Paek Hak-sun, del instituto surcoreano Sejong, especializado en Corea del Norte, dijo a Efe que "la imposición de sanciones financieras no será la forma más efectiva para presionar Corea del Norte y que la cooperación internacional en este tema no será fácil mientras no haya evidencias claras contra Corea del Norte".

"China es un tradicional aliado de Corea del Norte y ahora Pekín es reticente a apoyar la presión financiera tras votar a favor de la nueva resolución 1874", añadió el experto surcoreano.

Desde que Kim Jopng-il tomó el poder absoluto de Corea del Norte en 1994 y reorientó la economía del país a la Defensa y la industria armamentística, el régimen comunista se ha especializado en proveer a países afines armas a buen precio.

Con una red de empresas esparcidas por diferentes países y paraísos fiscales, cuentas blindadas en bancos de Asia y Suiza, Corea del Norte ha financiado durante años su desarrollo nuclear y de misiles, que ha alcanzado grandes progresos en los últimos meses, después de intentar lanzar un satélite en abril con un cohete de largo alcance y de repetir un ensayo nuclear a finales de mayo.

Incluso tras el nacimiento de la iniciativa antiproliferación (PSI), impulsada por el anterior presidente de EEUU, George W. Bush, Corea del Norte ha seguido contribuyendo en el desarrollo de armamento con Irán o Siria y ha enviado personal especializado a trabajar a estos países, de acuerdo con institutos de investigación estadounidenses.

Una reciente investigación del diario surcoreano "Chosun Ilbo", que cita a una fuente del Gobierno de Seúl, asegura que Corea del Norte utiliza desde la entrada en vigor de la PSI en 2003 carreteras de China y Rusia para transportar sus armas a Irán, Siria y Birmania.

En total, el país comunista llegó a exportar entre 2000 y 2008 armas por valor de 800 millones de dólares, mientras que el diario surcoreano "Donga Ilbo" cree que desde que comenzó el año se ha gastado unos 753 millones en el lanzamientos de misiles y en la prueba nuclear del 25 de mayo.

Empresas como la norcoreana Namchongang Trading Corp, con vínculos con Irán, Siria y Birmania, han visto sus activos congelados dentro de la ofensiva estadounidense contra la base financiera del programa nuclear de Corea del Norte.

La semana pasada, Corea del Sur dijo que un banco malayo era intermediario en una transacción de comercio de armas entre Corea del Norte y Birmania, frustrada con la cooperación esta misma semana en aguas del sudeste asiático de un destructor que vigilaba de cerca al carguero norcoreano Kang Nam I.

Ahora tanto EEUU como sus aliados en la región, Corea del Sur y Japón, buscan la forma de hacer efectiva la resolución 1874 del Consejo de Seguridad de la ONU, para que cumpla sus objetivos.

Expertos surcoreanos opinan que la clave para que se lleve a cabo un cumplimiento efectivo de las sanciones de la ONU está en la postura de China, el mayor aliado de Corea del Norte.

Según un informe del Instituto Coreana para Política Económica Internacional, el comercio norcoreano con China aumentó un 41,2 por ciento en 2008 respecto al año anterior hasta 2.787 millones de dólares, lo que representó el 62 por ciento del comercio exterior norcoreano el pasado año.

En opinión de Paek, "las presiones y las sanciones fracasarán (para presionar a Corea del Norte). Lo que hay que hacer es optar por el diálogo y las negociaciones".