Público
Público

Corea del Norte niega a la ONU haber hundido el barco surcoreano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Corea del Norte ha enviado una carta al Consejo de Seguridad de la ONU rechazando las acusaciones de Corea del Sur de que estaba detrás del hundimiento de uno de sus buques, diciendo que era víctima de una conspiración encabezada por Estados Unidos.

La carta, dirigida al presidente del Consejo por parte del representante permanente del Norte ante Naciones Unidas, siguió a la presentación de una queja por parte de Corea del Sur solicitando la intervención de la comunidad internacional para evitar futuras agresiones.

Un equipo de investigadores internacionales encabezados por el Ejército de Corea del Sur dijo en mayo que un submarino norcoreano torpedeó la corbeta Cheonan el 26 de marzo, rompiendo en dos el buque y matando a 46 marinos.

Corea del Norte, a través de sus medios oficiales, ya ha rechazado la acusación, diciendo que era una maniobra del presidente surcoreano, Lee Myung-bak, con el objetivo de obtener ganancias políticas para el gobierno conservador.

"Con el paso del tiempo, está cada vez más claro a través de un análisis militar y científico que los 'hallazgos de la investigación' realizada por EEUU y el Sur, que desde su anuncio había estado sujeto a dudas y críticas, no es más que una conspiración con el objetivo de lograr logros militares y políticos de EEUU", dijo la carta, firmada por representante permanente del Norte ante la ONU, Sin Son-ho, y distribuida por la agencia oficial de noticias KCNA.

"Si el Consejo de Seguridad sigue adelante con discusiones sobre los 'hallazgos de la investigación' (...) nadie podrá garantizar que no habrá graves consecuencias para la paz y la estabilidad en la península de Corea".

Corea del Norte elevó la tensión a nuevos máximos en las últimas semanas al amenazar con una guerra si Seúl impone sanciones. El creciente antagonismo entre las dos Coreas ha puesto nerviosos a los inversores, preocupados por la posibilidad de que estalle un conflicto armado en la región.

Muchos analistas dicen que ninguna de las partes está dispuesta a ir a la guerra, pero la posibilidad de más escaramuzas en una frontera marítima en disputa frente a la costa occidental o a lo largo de la frontera fuertemente armada.

Pese a la tensa confrontación, el Sur dijo el miércoles que había aprobado el envío de leche infantil para los niños norcoreanos, en una rara excepción a una prohibición sobre el comercio, viajes y movimiento de bienes en la frontera.

Estados Unidos, el mayor aliado de Corea del Sur, dijo que Seúl podría no tratar de conseguir una resolución completa del Consejo de Seguridad por la mayor tensión tras el hundimiento del Cheonan. Seúl dijo que mantendría conversaciones con sus aliados para asegurar que se llevan a cabo acciones.

Diplomáticos occidentales dicen que China, el único aliado real de Corea del Norte, no tolerará nuevas sanciones, mientras que Seúl parece decidido a que el Consejo acuerde emitir al menos algún tipo de reprimenda.