Público
Público

Corea del Norte promete combatir la proliferación nuclear

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las armas atómicas de Corea del Norte son sólo para propósitos disuasorios y se utilizarán "de una manera responsable" para asegurar que no haya proliferación nuclear, afirmó el lunes un alto cargo norcoreano.

Pero en un discurso ante la Asamblea General de la ONU, el viceministro de Relaciones Exteriores Pak Kil-yon dijo que la península coreana sólo renunciaría a su arsenal nuclear si Estados Unidos abandona una política de "confrontación" con Pyongyang.

El discurso de Pak fue pronunciado menos de cuatro semanas después de que el aislado estado comunista informase de que está en la etapa final de enriquecimiento de uranio, un proceso que le proporcionaría una segunda vía para fabricar armas nucleares.

Hasta el momento, Corea del Norte ha utilizado sobre todo plutonio en su programa atómico.

En mayo, Pyongyang realizó una segunda prueba nuclear. Antes de eso, funcionarios estadounidenses dijeron que había producido unos 50 kilogramos de plutonio, que según expertos sería suficiente para entre seis y ocho armas atómicas.

Corea del Norte no ha demostrado, sin embargo, que esté trabajando en una bomba nuclear.

Declarando que Washington ha hecho amenazas nucleares contra su país, Pak dijo que Pyongyang había concluido que no tenía más opción que "confiar en nuestra fiable posesión nuclear para asegurar el equilibrio nuclear de la región".

Indicó, además, que "el objetivo de nuestro armamento nuclear es prevenir una guerra. Sólo poseeremos disuasión nuclear hasta el punto que nos permita disuadir de un ataque militar y su amenaza contra nuestro país".

Corea del Norte, expresó el funcionario, "aunque posee armas nucleares, actuará de una manera responsable en el manejo, uso y la no proliferación de armas nucleares así como en el desarme nuclear".

El país asiático se unió al Tratado de No Proliferación nuclear en 1985, pero se retiró en 2003 después de que Estados Unidos presentara pruebas que según Washington apuntaban a un programa oculto de enriquecimiento de uranio.

Estados Unidos sospecha que Pyongyang ha intentado vender su tecnología nuclear en el extranjero.