Público
Público

Corea del Norte refuerza su artillería en el Mar Amarillo, según Seúl

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Corea del Norte desplegó nuevas posiciones de artillería costera en los alrededores de su base cercana a la frontera del mar Amarillo, indicó hoy una autoridad del Ejército surcoreano a la agencia Yonhap.

El alto cargo militar, que no quiso ser identificado, aseguró que se han detectado unas veinte nuevas posiciones de tiro a lo largo de las costas del condado de Kangryong en la provincia de Hwanghae del Sur, cerca de la base norcoreana de Kaemori.

La base de Kaemori fue el lugar desde donde Corea del Norte atacó con proyectiles la isla surcoreana de Yeonpyeong en noviembre de 2010, acción que causó la muerte de dos infantes de Marina y dos civiles surcoreanos.

La autoridad del Ejército surcoreano indicó a Yonhap que los nuevos cañones detectados en la costa norcoreana "tienen un alcance de 12 kilómetros y un calibre de 76,2 milímetros, y apuntan a la isla de Yeonpyeong", la cual se ubica a justamente a unos 12 kilómetros de la base de Kaemori.

El funcionario añadió que Corea del Norte ha fortalecido últimamente sus posiciones de disparo, probablemente en respuesta a los movimientos de Corea del Sur, que desde el incidente de Yeongpyeong ha reforzado sus bases de artillería.

"Nuestras fuerzas han aumentado la defensa de las islas en el Mar Amarillo, y parece que Corea del Norte también está realizando preparativos", explicó a Yonhap el militar que, aseguró :"estamos vigilando de cerca los movimientos de las fuerzas norcoreanas cerca de las islas de Yeonpyeong y Baengnyeong"

Baengnyeong, donde habitan unas 4.300 personas, es la isla más occidental de Corea del Sur y se sitúa al borde de la Línea del Límite del Norte (LLN) a 17 kilómetros de la costa norcoreana, por lo que Seúl la considera un lugar de gran valor estratégico, pero también uno de los más vulnerables en caso de conflicto.

La Línea del Límite del Norte (LLN) es la frontera de facto entre las dos Coreas desde el fin de la guerra que las enfrentó entre 1950-53 y que acabó en un armisticio y no un tratado de paz.

Corea del Norte ha reclamado desde entonces que la demarcación fronteriza debe dibujarse más al sur, lo que ha provocado choques de diversa gravedad entre ambas partes.