Público
Público

Corea del Sur se marcha orgullosa del Mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La selección de fútbol de Corea del Sur, que cayó eliminada el sábado en los octavos de final del Mundial de Sudáfrica, no tardó en convertir su tristeza en orgullo al asegurar que volverá al próximo torneo como un equipo más fuerte capaz de derrotar a cualquiera.

El equipo coreano perdió 2-1 frente a Uruguay en un encuentro que dominó en su mayor parte y en el que luchó hasta el final por conseguir una victoria que le habría clasificado por primera vez a los cuartos de final de un Mundial disputado fuera de su país.

"Realmente estoy contento con los jugadores", dijo el centrocampista Ki Sung-yong. "Demostramos que el fútbol asiático es suficientemente bueno como para competir en el extranjero", agregó.

El entrenador Huh Jung-moo admitió que su equipo tenía muchas cosas que mejorar, especialmente en defensa, pero dijo que estaba orgulloso del espíritu y determinación de sus jugadores.

"Ellos nunca se rinden, sea la situación que sea. Siempre se ponen a la altura del desafío, ese tipo de tenacidad forma parte de los coreanos y realmente les quiero felicitar", apuntó Hun Mong-joo.

"Me siento esperanzado porque nuestros jugadores están mejorando cada año y el juego es cada vez mejor y eso es algo que puedo complementar", agregó.

EXPERIENCIA EXTRANJERA

"Estamos creciendo, pero por otra parte tenemos zonas en las que hay que mejorar. Es muy importante que los jugadores aprendan más de los equipos internacionales jugando en ligas extranjeras", explicó.

El capitán Park Ji-sung, que se ha convertido en el jugador asiático de mayor éxito tras militar cinco años en el Manchester United, respaldó el punto de vista de su entrenador sobre la importancia de tener jugadores surcoreanos en Europa.

Park es uno de los seis miembros de la selección que actualmente juegan en el "viejo continente" y ha dicho en reiteradas ocasiones que esa es una de las razones de la confianza del equipo y de la impresionante mejora de juego en los últimos años.

"Fue una gran oportunidad para haber alcanzado la siguiente ronda, pero en un Mundial todo el mundo es fuerte", señaló Park. "Sabemos que tenemos que tener más jugadores asiáticos en Europa. Eso hará más fuertes a los equipos asiáticos", agregó.

Corea del Sur es uno de los mejores equipos del fútbol asiático. Ha ganado la Copa de Asia dos veces y ha participado en ocho Mundiales, alcanzando las semifinales como organizador en 2002, tras derrotar a Italia en octavos y a España en cuartos de final.

"(Los coreanos) nos sorprendieron con su estilo y postura. También determinaron las condiciones físicas y la forma en que jugamos el encuentro", dijo el seleccionador uruguayo Oscar Tabárez.