Público
Público

Corella Ballet ofrece una ejecución sublime que seduce al público emeritense

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El espectáculo de danza "Diana y Acteón" de la compañía "Corella Ballet" sedujo a los espectadores, en su noche de estreno en el LV Festival de Mérida, con la ejecución sublime de cuatro piezas, alternando la danza clásica con tintes contemporáneos en un derroche de técnica artística.

El espectáculo, compuesto por cuatro piezas muy diferentes entre sí -"Clear", "Diana y Acteón", "Romeo y Julieta" y "Bruch Violin Concerto Nº1"- no tiene un auténtico hilo conductor, aunque con esa variedad de estilos contribuye precisamente a dar frescura y dinamismo.

Además, entre dos piezas, Ángel sorprende a los asistentes ejecutando "We got it Good" coreografiada por Stanton Welch, que no está programada, y en la que el afamado bailarín, en un tono divertido y desenfadado, baila una pieza que recuerda a la mítica escena de Gene Kelly en "Cantado bajo la lluvia", sólo que llevada a la danza.

"Clear" abre el espectáculo con el vigor y la fiereza de ocho bailarines varones sólo amedrentados por la salida a escena de una única bailarina que representa la claridad; le sucede la pieza más romana en esencia, el mito de "Diana y Acteón" con un paso a dos pasional a un ritmo musical frenético.

Especialmente emociona Ángel Corella, quien, con la ejecución del mito griego en el papel de Acteón, refrenda su condición como uno de los intérpretes más entregados e importantes de la danza clásica, consiguiendo arrancar los aplausos más sonoros.

La tercera pieza reproduce una de las escenas más románticas de "Romeo y Julieta" y, en ella, las imponentes columnas del teatro romano se convierten en un elemento escénico y sirven de balcón a la espléndida julieta de Carmen Corella.

Para cerrar, una magistral exhibición de danza clásica de la mano de "Bruch Violin Concerto nº1", que ofrece en la indumentaria una llamativa mezcla de colores y cambios de posiciones entre los bailarines, buscando, sobre todo, el impacto visual.

Los bailarines de esta compañía castellanoleonesa han deleitado a los asistentes del graderío con el virtuosismo estético de la puesta en escena y, sobre todo en los pasos a dos, con el juego de figuras y variaciones de las parejas, consiguiendo que lo difícil parezca fácil.

Se trata de una obra compleja, sutil en la ejecución, de la que emanan el amor, el romanticismo y un canto a la esperanza, todo ello envuelto por la música, como pieza más del puzzle que encaja a la perfección, como perfecta es la musicalidad de los intérpretes en armonía coreográfica.

En definitiva, "Diana y Acteón" está diseñado para hacer las delicias de los amantes de la danza clásica tanto en su estado puro como en la vertiente neoclásica y, en este sentido, el público emeritense disfrutó sin reservas de esta expresión artística como demuestran los largos aplausos durante todo el espectáculo.

Si bien la danza clásica goza de escasa popularidad en nuestro país, ya sea por la escasa oferta o por la falta de fomento por parte de las administraciones, el director de la compañía sostiene que al público le gusta la danza y que los teatros se llenan, que mejor reivindicación que ésta para darle el lugar que se merece.

La sensibilidad artística y el derroche de talento de "Corella Ballet" en "Diana y Acteón" impregnarán las legendarias piedras del teatro romano de Mérida hasta el próximo sábado, día 25.