Público
Público

Córneas de células madre duran hasta una década: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Gene Emery

Médicos italianos reportaron que usaroncon éxito una técnica para reparar el daño ocular relacionado aquemaduras usando córneas cultivadas de células madre.

El equipo utilizó células madre extraídas del delgadocírculo alrededor del iris para hacer una córnea, lo quepermitió recuperar la visión por al menos 10 años.

Habitualmente la córnea se repara a sí misma usando estascélulas del limbo. Pero en algunos pacientes quemados, el limboqueda destruido y la córnea en cambio se desarrolla a partir decélulas que cubren lo blanco del ojo, conocido como conjuntivabulbar. Cuando esto ocurre, la córnea no es transparente.

En estos casos, el trasplante convencional de córnea sóloproporciona un alivio temporario, debido a que las células quecausaron una visión borrosa en primer lugar finalmente vuelvena prevalecer.

El equipo del Centro de Medicina Regenerativa StefanoFerrari, en Modena, Italia, extrajo células madre del limbo delojo sano del paciente, las cultivó en una hoja fina y, porúltimo, las injertó en el ojo para crear una córnea regeneraday clara. Sólo se requiere un milímetro cuadrado de tejido dellimbo.

El estudio, reportado en el New England Journal ofMedicine, muestra que "al menos un tipo de terapia puede darresultados estables por hasta 10 años", dijo GraziellaPellegrini, que trabajó en la investigación, en una entrevistatelefónica.

Las células madre son células maestras que dan origen a unavariedad de tipos de tejido. En este caso, el equipo usó lasllamadas células madre adultas, que son células parcialmentedesarrolladas que se hallan en todo el cuerpo.

El tratamiento fue exitoso en casi el 77 por ciento de los112 voluntarios, que pudieron volver a ver bien. Sin embargo,algunos necesitaron más de un injerto.

Casi todos los pacientes habían perdido la visión porquemaduras químicas o de fuego. Un hombre de 80 años habíasufrido un daño ocular severo 72 años antes.

Incluso cuando no fue completamente efectivo, eltratamiento generalmente palió la sensibilidad a la luz y eldolor, dijo Pellegrini en una entrevista telefónica. "En todoslos casos, el paciente registró una mejora en los síntomas",explicó.

Los investigadores también pudieron detectar qué tipos decélulas eran más propensas a funcionar bien.

La técnica fue realizada por primera vez en 1995.Pellegrini dijo que hasta ahora se practicó en 252 pacientes.