Público
Público

Coronel Tapiocca entra en concurso de acreedores con una deuda de 54,2 millones

La cadena registró unas pérdidas de 13,5 millones en su último ejercicio fiscal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Juzgado de lo Mercantil número 5 de Madrid ha aceptado el concurso voluntario de acreedores que presentó la empresa textil Coronel Tapiocca tras la imposibilidad de cerrar un acuerdo con las entidades financieras y los proveedores para rebajar su deuda, que asciende a 54,24 millones de euros.

Según el auto, fechado el 21 de septiembre, el juez Javier García Marrero ha nombrado como administradores concursales a Agustín Bou, abogado y socio del bufete Jausas, a José Vicente Estrada, economista y socio de Forest Partners, y al banco de negocios EBN, participado por Caja Duero, Ibercaja, CAM, Unicaja y Sa Nostra.

Al tratarse de un concurso voluntario, la compañía conservará las facultades de gestión y administración sobre su patrimonio, lo que no es habitual cuando se acuerda la declaración de concurso necesario.

A finales de mayo, Coronel Tapiocca, especializada en moda y accesorios para viajes, se acogió al artículo 5.3 de la Ley Concursal, lo que le permitía tener cuatro meses para negociar la refinanciación de su deuda y evitar entrar en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos).

Las negociaciones con la banca eran el último paso del proceso de reestructuración iniciado por la empresa a mediados de 2008, que le llevó a ir adelgazando su estructura para intentar rentabilizar su negocio.

En los cinco primeros meses del año, Coronel Tapiocca, participada por el fondo de capital riesgo Gala Capital, había reducido un 30% sus puntos de venta en España, Italia y Portugal en apenas año y medio, periodo en el que también había llevado a cabo un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para el 14% de su plantilla.

Las compensaciones pagadas por esas actuaciones, unidas a la caída de los precios y a las pérdidas por liquidación de stocks obsoletos y sobrevalorados en el balance, le generaron unas pérdidas provisionales de 13,5 millones de euros en su último ejercicio fiscal, que cerró a principios de 2010.

En aquel entonces, el máximo responsable de Coronel Tapiocca, Jorge Mendoza, explicó a Efe que la compañía esperaba alcanzar un acuerdo para renegociar su deuda y posteriormente dar entrada a nuevos inversores.

Aunque la compañía confiaba en que la banca accedería a alargar los plazos de amortización de la deuda, lo que le permitirá poner fin a las mayores dificultades de sus dos décadas de historia, finalmente no lo consiguió.

Desde Coronel Tapiocca rehusaron hoy a hacer cualquier comentario sobre la situación.