Público
Público

Correa justifica sus comités revolucionarios para evitar desestabilización

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, justificó hoy la creación de los comités revolucionarios que el movimiento oficialista, Alianza País (AP), pretende extender por todo el país, pues aseguró que ellos permitirán al Gobierno defenderse de posibles intentos desestabilizadores.

Los comités, señaló Correa en su informe sabatino, servirán para la formación política de los simpatizantes de su movimiento, pero también para la movilización social en defensa del Ejecutivo y los cambios que ha efectuado durante su administración.

Ante simpatizantes de AP concentrados en la Plaza del Teatro, en el centro colonial de Quito, desde donde ofreció su informe, Correa dijo que los comités servirán para que sus simpatizantes se formen políticamente, pero también "para exigir al Gobierno mejoras en los barrios".

Asimismo, los comités servirán "para salir (a las calles) pacíficamente, pero organizadamente, a defender el Gobierno, en caso de que los mismos de siempre (opositores)" quieran "desestabilizar, como pasó en Honduras", cuando fue derrocado al mandatario Manuel Zelaya, el pasado 28 de junio.

Correa reprochó a los políticos que han criticado la creación de esos grupos de AP, por considerar que pueden convertirse en una fuerza de choque del Gobierno y porque, supuestamente, reproducen las experiencia de los regímenes izquierdistas de Cuba y Venezuela.

"¿Por qué le tienen tanto pánico a la organización popular? Les tiemblan las piernas" a los opositores, señaló Correa, que también deploró los calificativos de "matones" o "pandilleros" que ciertos editorialistas y políticos han dado a los integrantes de los comités revolucionarios.

Pese a las críticas, "nos vamos a meter con todo para organizar a nuestra gente y tener centenas, millones de comités de defensa de la revolución y comités alfaristas", en todo el país, sostuvo el jefe del Estado.

El movimiento político de Correa prevé crear comités familiares, barriales y los denominados "comités alfaristas", en honor al caudillo liberal Eloy Alfaro, para defender la "revolución ciudadana" que adelanta en su administración.