Público
Público

CORREGIDO-AINE son más seguros que opiáceos para adultos mayores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

(Corrige nota enviada el 17 de diciembre por error en elprimer párrafo)

Por Alison McCook

Los antiinflamatorios noesteroides (AINE) son más seguros que los opiáceos para losadultos mayores, según revela un estudio publicado en Archivesof Internal Medicine.

Mientras que los AINE elevan el riesgo de sangrado y otrosproblemas, los autores hallaron que los pacientes mayorestratados con opiáceos tenían una mayor frecuencia de fracturas,problemas cardiovasculares, hospitalizaciones y muerte.

Y aunque los médicos aseguran que los opiáceos tienen losmismos riesgos, el equipo del doctor Daniel Solomon, delBrigham and Women's Hospital, en Boston, halló diferencias.

"Las personas creen que los opiáceos son más seguros, peronuestros datos sugieren lo contrario", dijo Solomon a ReutersHealth.

Irónicamente, los médicos siempre recetaron opiáceos enlugar de analgésicos menos poderosos sin preocuparse por losefectos adversos.

Cuando se descubrieron los inhibidores selectivos de laCOX-2, se esperó reducir el riesgo de úlceras en usuarioscrónicos de AINE. Pero la mayoría de esos fármacos tuvoproblemas de seguridad a los pocos años de su aprobación y sóloCelebrex (celecoxib) de Pfizer está en el mercado de EstadosUnidos.

El nuevo estudio sugiere que los opiáceos no serían másseguros, sino más dañinos.

El equipo de Solomon analizó datos de 4.280 adultos mayorestratados con opiáceos por el dolor causado por la artritis, de4.280 pacientes similares tratados con AINE de venta libre(ibuprofeno) y de 4.280 mayores tratados con un inhibidor de laCOX-2.

La edad promedio era 80 años; el 85 por ciento era mujer yninguno había estado en un hogar de cuidados.

La incidencia de los problemas cardiovasculares por cada1.000 personas al año fue de 77 en los usuarios de analgésicosde venta libre, de 88 en los usuarios de los inhibidores de laCOX-2 y de 122 en los usuarios de opiáceos.

La incidencia de las fracturas, también por cada 1.000personas al año, fue de 26 en los usuarios de AINE noselectivos, de 19 en los usuarios de inhibidores de la COX-2 yde 101 en los que tomaban opiáceos.

Este último grupo y los usuarios de AINE de venta libreeran similarmente propensos a tener sangradosgastrointestinales, mientras que los usuarios de losinhibidores de la COX-2 tuvieron la mitad de posibilidad desufrir esa complicación.

A diferencia de los usuarios de AINE, los de opiáceos eranun 68 por ciento más propensos a ser hospitalizados, mientrasquelos consumidores de los inhibidores de la COX-2 no tenían tantoriesgo de sufrir esa complicación.

FUENTE: Archives of Internal Medicine, 2010