Público
Público

Correr los límites puede ayudar a pacientes con fatiga crónica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Kate Kelland

Ayudar a los pacientes con síndrome defatiga crónica a correr sus límites y tratar de reponerse de lacondición genera mejores tasas de recuperación que hacerlosaceptar su enfermedad y adaptarse a una vida limitada, revelóuna nueva investigación.

Expertos británicos realizaron el mayor ensayo hasta lafecha sobre personas con esta condición misteriosa ydebilitante y hallaron que hasta el 60 por ciento de lospacientes mejoraban si los terapistas los alentabangradualmente a hacer más.

En cambio, los pacientes cuyos terapeutas los alentaban aaceptar las limitaciones de su enfermedad y a adaptar susestilos de vida a la condición mostraban muchas menos mejoras,según indicó un seguimiento realizado a las 24 y 52 semanas.

El síndrome de fatiga crónica (SFC) es una condicióndebilitante que genera discapacidad física y fatiga mental,mala concentración y memoria, problemas para dormir y dolormuscular y articular.

También denominada encefalomielitis miálgica (ENMI), afectaa 17 millones de personas en todo el mundo.

No existe cura para el SFC o ENMI y los científicos nosaben qué lo causa. Muchos pacientes señalan que creen que suenfermedad comenzó después de una infección viral, pero esto nose ha podido demostrar.

Existe además controversia sobre qué tipos de tratamientosdeberían administrarse. Algunos pacientes se muestranreticentes a aceptar psicoterapias que podrían ayudar.

Algunos grupos de pacientes en Gran Bretaña, donde seestima que más de un cuarto de millón de personas tieneSFC/ENMI, manifestaron preocupación de que tratamientos como laterapia cognitiva conductual (TCC), que alientan a lospacientes a tratar de recuperarse o correr los límites de sucondición, puedan ser dañinos.

Pero en este estudio, que incluyó a 640 pacientesbritánicos, los investigadores hallaron que la TCC y otrallamada terapia de ejercicio gradual (TEG) eran mucho másexitosas que la terapia adaptativa, en la que el paciente tratasólo de adaptar los niveles de actividad a la cantidad deenergía que tiene.

"Es muy alentador que hayamos descubierto no uno sino dostratamientos que son similarmente útiles para los pacientes",dijo Trudie Chalder, del King's College de Londres, que trabajóen el estudio, publicado el viernes en la revista médica TheLancet.