Público
Público

'Corriente de vida’, un documental que resume 20 años trabajo en cooperación

La Fundación Jóvenes y Desarrollo (JyD) clausura el año con este documental

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Fundación Jóvenes y Desarrollo (JyD) clausura el año de celebración de su vigésimo aniversario como organización dedicada al ámbito de la cooperación, la educación y el voluntariado con la presentación del documental ‘Corriente de vida'.

En algo más de una hora, el documental recorre los proyectos más emblemáticos que JyD realiza en diferentes países en colaboración con su contraparte más habitual, los salesianos. En concreto, ‘Corriente de vida' muestra el trabajo de promoción de la educación que se realiza en Mozambique, Togo, Benín y República Dominicana. Todos estos proyectos pretenden que 'las personas no sean simples beneficiarios sino protagonistas de su propio desarrollo', afirma Manuel Herrera, cooperante de JyD.

JyD concibe la educación como una herramienta fundamental para la transformación y el desarrollo social. Por eso, sus proyectos se centran especialmente en la inserción de la infancia marginada, la alfabetización y la formación profesional. Así lo explica Pedro García, salesiano en Mozambique: 'Un pueblo puede cambiar enormemente en poco tiempo si dispone de agua y escuela'.

El documental, realizado por Kodiak Producciones, pone el acento en las oportunidades y en el potencial de las personas y no tanto en los problemas. Así lo demuestra el proyecto ‘Canillitas' en República Dominicana; donde su responsable, Juan Linares, define al educador como un artista porque 'debe partir de la realidad del muchacho para ver lo positivo que hay en él y desde ahí construir'. Pero la educación no debe limitarse a lo formal, también debe buscar los valores y enseñar a convivir, que es 'la dimensión más importante', opina Linares.

Los proyectos de JyD parten de las necesidades de cada región. En Togo y Benín la prioridad son los niños y las niñas que viven en la calle; mientras en Mozambique, lo es la formación profesional para jóvenes así como la alfabetización de mujeres adultas.

Jóvenes y Desarrollo, antes Jóvenes del Tercer Mundo, inicia una nueva etapa bajo su recién estrenado nombre y reflexiona a través de ‘Corriente de vida' sobre sus 20 años de trabajo. Dos décadas fructíferas que culminan con más ilusión y ganas de seguir contribuyendo a la construcción de un mundo mejor.