Público
Público

La corrupción en la justicia de Guatemala es honda, dice la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex fiscal general de Guatemala, depuesto la semana pasada por acusaciones de corrupción, es sólo uno de los muchos funcionarios públicos que colaboran con grupos del crimen organizado, dijo el lunes el ex director de una comisión respaldada por Naciones Unidas.

Conrado Reyes fue retirado del cargo la semana pasada después de que el panel establecido por Naciones Unidas para investigar la corrupción en altos funcionarios lo acusara de tener lazos con abogados que realizan procesos de adopción internacional ilegales y con los cárteles mexicanos de la droga.

Carlos Castresana, un juez español que renunció la semana pasada a la dirección de ese panel, dijo el lunes que la corrupción en el sistema de justicia guatemalteco va mucho más hondo, lo que dificulta los esfuerzos por disminuir la elevada tasa de asesinatos que han hecho de Guatemala uno de los países más violentos de Latinoamérica.

"Existe actividad criminal, incluyendo tráfico de drogas, asesinatos, contrabando, tráfico de personas y (las autoridades) permiten la actividad criminal al garantizarles impunidad", dijo Castresana en una rueda de prensa.

Castresana dejó el cargo argumentando que era imposible cumplir con su trabajo cuando sus contrapartes protegían criminales.

"Las instituciones del país están infiltradas", dijo Castresana. "Nos tenemos que deshacer de los servidores públicos corruptos uno por uno. Nos tenemos que deshacer de personas en la fiscalía general, en el poder judicial y del Ministerio del Interior, pero eso sólo es la punta del iceberg", agregó.

COMPRADO CON TRAJES Y CORBATAS

Guatemala, que aún se recupera de la guerra civil de entre 1960 y 1996 que costó la vida a casi un cuarto de millón de personas, ahora se enfrenta a las pandillas juveniles y a los cárteles mexicanos de la droga que usan el país en su ruta para llevar cocaína desde Sudamérica a Estados Unidos.

La semana pasada, cuatro cabezas humanas fueron abandonadas afuera del Congreso de Guatemala junto con mensajes dirigidos al ministro del Interior y al director del sistema penitenciario.

El episodio "demuestra que las redes del crimen organizado están dispuestas a realizar una campaña más violenta y pública para presionar al Gobierno", dijo Heather Berkman, analista del Eurasia Group, con sede en Estados Unidos.

"La administración batallará para usar sus limitados recursos para combatir la propagación de los narcotraficantes y el crimen organizado en el país", dijo Berkman en un informe.

Recordando el sonado asesinato del prominente abogado Rodrigo Rosenberg el año pasado, Castresana dijo que dos sospechosos relacionados con el homicidio sobornaron a funcionarios públicos con regalos costosos como trajes y corbatas de diseñador.

Los dos sospechosos, acusados de contratar a una banda de sicarios para matar a Rosenberg, huyeron del país en diciembre, y luego iniciaron una campaña mediática pagada contra el panel de Naciones Unidas, dijo Castresana.

Los sospechosos se referían a Reyes, que duró en el cargo menos de un mes, como un "buen, buen, buen amigo", en llamadas telefónicas intervenidas.