Público
Público

El Corte inglés mantendrá la guerra de precios con Mercadona

Los grandes almacenes anuncia que van a seguir por la senda de bajar precios siempre que lo hagan sus competidores, pero "sin convertirse en una compañía low-cost"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Aspiramos a ser extraordinariamente normales en el tema de los precios'. La declaración de intenciones de un ejecutivo de marketing del Corte Inglés muestra a las claras que la estrategia de bajar los precios en la sección de alimentación emprendida por la firma hace nueve meses está dando los resultados esperados y va a continuar, así que bajo el lema Acostúmbrate a los buenos precios ha lanzado una campaña para trasladar ese mensaje de permanencia a los consumidores.

En junio de 2012 el Corte Inglés tomó 'una decisión histórica', según otro directivo: bajar un 20% el precio de 5.000 productos más demandados en la cesta de la compra y, de paso, adoptar una política de revisión continua de los precios.

Quizá no quedaba más remedio: había que adaptarse a un mercado muy competitivo en el que otras empresas de alimentación ofrecían mejores precios; sobre todoi había que competir con Mercadona, la que tiene fama de ofrecer los mejores precios. 

Nueve meses después los grandes almacenes presentaron este jueves un primer balance: el ajuste de los precios ha llevado a los supermercados del Grupo —El Corte Inglés, Hipercor, Supercor y Supercor Exprés— 600.000 clientes nuevos, a un ritmo de 2.000 al día. Esa polítcia también ha hecho crecer las ventas, y por tanto la facturación, cerca del 10%.

'Estamos muy a gusto con esta estrategia', señaló otro directivo. Por eso el Corte Inglés va a seguir por esa senda de bajar precios, siempre que lo hagan sus competidores. El principal de ellos, Mercadona, ya anunció hace poco días que iba a bajar aún más sus precios. Y el Corté Inglés ya ha respondido: los va a bajar a su vez un 5% adicional a la rebaja inicial del 20%.

¿Estamos, pues, ante una guerra de precios? 'Queremos ser competitivos, pero no queremos entrar en una guerra de precios', afirman los directivos del Corte Inglés. Pero en realidad es una guerra de precios, si nos atenemos a la afirmación que esos mismos hicieron un poco más adelante durante su comparecencia ante la prensa: 'Vamos a seguir hasta que sea necesario y a mantener precios competitivos. Si el sector baja los precios, nosotros los bajaremos'. Claro mensaje a Mercadona.

Esa bajada se hará sin renunciar a dos principios que rigen para el Corte Inglés: la innovación y la calidad. 'No vamos a convertirnos en una compañía 'low-cost', señalan sus portavoces. 'Los directivos de los grandes almacenes desgranaron alguna iniciiativas, algunas que tienen que ver con el I+D, como la hidratación de los pescados que vende en sus pescaderías con agua de mar. Aunque ese tipo de medidas implica mayores costes, en el Corte Inglés no están preocupados y creen que podrán soportar los envites de la competencia. 'Hemos hecho un esfuerzo en el margen con nuestros proveedores, pero como vendemos más, nuestros proveedores están contentos'. Hay una segunda razón que permite al Corte Inglés abordar la bajada de precios: su tamaño y la diversificación de su negocio.  'Los precios no pueden bajar mucho más porque las empresas de alimentacin tiene un límite; nosotros, al no ser sólo una empresa de alimentación, tenemos el límite más lejos'. 

Lo que queda claro es que el Corte Inglés quiere quitarse de encima el sambenito de ser caro, sobre todo en el sector de alimentación. Ahora quiere ser 'competitivo'. Los precios bajos ya han llegado a El Corte Inglés. Y han llegado para quedarse.