Público
Público

A Coruña y Tarragona se deshacen de Franco

El PP se abstuvo de votar a favor de retirarle los honores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ayuntamiento de A Coruña inició este jueves los trámites para la retirada de los símbolos franquistas de la ciudad, incluido el cambio de nombres del callejero. También el Consistorio de Tarragona acordó quitar la medalla de oro municipal a Francisco Franco. Los alcaldes socialistas de las dos ciudades se felicitaron por el cumplimiento de la Ley de la Memoria, aprobada en diciembre de 2007. Sin embargo, en ambas corporaciones municipales, el PP se abstuvo en las votaciones.

Los conservadores aludieron a problemas burocráticos y pragmáticos para oponerse al cumplimiento del artículo 15 de la ley, que ilegaliza la exaltación del franquismo mediante símbolos. Según el portavoz del PP en A Coruña, Carlos Negreira, la comisión que ha decidido la retirada es 'sectaria' porque 'ya existía acuerdo previo' por parte de los partidos que gobiernan la ciudad, PSdG y BNG.

El Ayuntamiento de A Coruña criticó 'la falta de valentía política del Partido Popular' y lamentó su hipocresía por abandonar la comisión de Honores y Distinciones. Según el Consistorio, el PP 'hizo caso omiso' cuando se le reiteró que propusiera un nombramiento para participar en la comisión.

El concejal del PP en Tarragona Alejandro Fernández explicó que retirar los honores a Franco es 'abrir heridas del pasado'. Más original fue su segundo argumento para justificar su abstención. En su opinión, hay otros personajes históricos con medalla de la ciudad cuyo comportamiento podría ser calificado como 'dudoso'. Se refirió, en concreto, al ex president de la Generalitat de Catalunya, Lluís Companys.

El dirigente de ERC fue elegido democráticamente en 1934 para sustituir al fallecido Francesc Macià. Tras el fin de la Guerra Civil, fue entregado por las autoridades nazis a Franco para su fusilamiento en el castillo de Montjuïc. Este suceso histórico está siendo investigado en la Audiencia Nacional.

También este jueves, el conseller de Interior de la Generalitat, Joan Saura, anunció que este año se destinarán 1,5 millones de euros a la recuperación de la memoria histórica en las demarcaciones de Lleida, el Alt Pirineu y Aran. Ya se han otorgado 985.117 euros a 26 proyectos de recuperación del patrimonio memorial trincheras, búnkers, rutas de memoria o centros de interpretación.

Saura afirmó que recuperar la memoria tiene por objetivo conocer el pasado y homenajear a quienes defendieron las libertades, pero también es un elemento de dinamización económica, cosa que persigue al crear la red de patrimonio histórico.