Público
Público

Cospedal endurece su discurso contra Cobo

Considera imponerle una sanción grave a menos que pida "disculpas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La dirección del PP endureció ayer su discurso contra Manuel Cobo, vicealcalde de Madrid. La mano derecha de Alberto Ruiz-Gallardón acusó a la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, de montar 'una gestapillo' para espiarle y denunció que era 'de vómito' lo que se estaba haciendo con Rodrigo Rato para evitar que fuera el futuro presidente de Caja Madrid.

'Hay declaraciones de Cobo que son inaceptables', señaló María Dolores de Cospedal, en una entrevista en Telecinco. La secretaria general del PP pidió 'disculpas' a los militantes por el comportamiento de su partido en los últimos días. Sus palabras sonaron más contundentes que el pasado lunes cuando estalló la polémica cuando pidió que los asuntos del PP se resolvieran internamente.

Para algunos dirigentes del PP el mensaje de ayer fue 'un guiño' a Aguirre. En la Comunidad de Madrid se agradeció. El círculo de la presidenta quiere que se le aplique una medida 'ejemplar 'a Cobo antes de seguir negociando sobre la entidad financiera y ha rebajado el tono de sus exigencias.

En el PP también hay quien piensa que se está preparando el terreno para que el miércoles, cuando Cobo comparezca ante el Comité de Derechos y Garantías, reciba algo más que 'un apercibimiento'. Está encima de la mesa la posibilidad de imponerle una sanción a menos que pida 'disculpas'.

Lo ocurrido con Costa ha complicado la situación a Cobo y no se descarta que se le suspenda de militancia. Lo mínimo es por un periodo comprendido entre un mes y un año por una 'infracción leve'. Si le aplican la grave, el tiempo se dispararía hasta los cuatro años. Desde la dirección nacional lo desmentían y defendían la independencia del órgano disciplinario. Cospedal recordó que a Costa se le había expulsado porque su actitud había sido 'más grave'.

Los que rodean a Cobo dicen que este está 'muy tranquilo', que presentará 'sus alegaciones' y 'acatará' la decisión que se adopte. Gallardón pidió a la dirección que no le abrieran ni un expediente.