Publicado: 31.03.2014 11:16 |Actualizado: 31.03.2014 11:16

Cospedal intenta que Montoro acepte el déficit en diferido de Castilla-La Mancha

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ministerio de Hacienda presenta este lunes los datos oficiales de déficit de 2013, tanto los del Estado como los de las autonomías y los ayuntamientos. El ministro, Cristóbal Montoro, ya adelantó el viernes en el Consejo de Ministros que la cifra de déficit global se sitúa en el 6,62%, por encima del 6,5% acordado con Bruselas. Este lunes va más al detalle y aprovecha para sacar pecho: para el ministro "las cifras presupuestarias revelan un cambio de escenario económico de recuperación desde mitad del año 2013". 

Para Montoro todo es idílico. Sólo percibe un nubarrón en el horizonte y es más bien de tinte político: la disputa con María Dolores de Cospedal sobre el déficit de Castilla-La Mancha. Este es un caso particular: el Ejecutivo de Castilla-La Mancha ha comunicado a Hacienda un déficit del 1,24% del PIB regional, por debajo del máximo del 1,3% para las Comunidades Autónomas. Sin embargo, cuenta además con otros 278 millones de euros que suman dos medidas "excepcionales" e "inasumibles" como gastos extraordinarios que suponen ocho décimas más de déficit.

Esto hace que el dato que ofrezca el Ministerio de Hacienda rondará el 2,04%, pero el Gobierno de María Dolores de Cospedal insiste en que se trata de "agujeros" que no deberían computarse porque son gastos "extraordinarios".

Aparte de eso, Montoro presumió de su gestión en los últimos meses: "El escenario de recuperación es la resultante de las reformas estructurales, aunque ese cambio no hubiera sido posible si hubiéramos hecho la misma política presupustaria de 2012". Una política, la de 2012, que Montoro calificó de"política presupuestaria muy severa". De hecho, Montoro, reconoció que de haber seguido así, la recesión en España se habría prolongado.

"De haber seguido con la política presupuestaria de 2012, la recesión se habría prolongado" 

Como dato novedoso, Montoro aportó el del déficit de la Seguridad Social: 1,16% del PIB frente al 1,4% previsto. En una comparecencia para explicar el detalle de las cifras de cierre de 2013, el ministro ha recordado que la Seguridad Social cerró con un déficit del 0,07 % del PIB en 2011 y del 0,99 % en 2012. Las cuentas de la Seguridad Social van a peor, en cualquier caso. La Administración central registró un saldo negativo del 4,33%, frente al objetivo del 3,8%.

Los responsables de Hacienda también adelantaron que el déficit del Estado en términos de contabilidad nacional ha llegado en febrero de 2014 al 1,18% del PIB, lo que supone una bajada respecto al 1,38% del mismo mes de 2013, fundamentalmente gracias a la mejora de ingresos, que han subido un 7,1%.

Según dijo en rueda de prensa la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernandez Currás, sólo en enero el déficit ha pasado al 0,47 % del PIB, una mejora respecto al 0,53% de enero de 2013. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha asegurado por su parte que en estos resultados "se ve la recuperación económica y su consecuencia sobre los ingresos tributarios y la contención del gasto, como es propio de unos presupuestos estrictos".

Volviendo a 2013 y en términos globales, las comunidades también superan el 1,3% previsto, con un déficit del 1,54% mientras que los ayuntamientos han registrado un superávit del 0,41%, cuando su objetivo era la estabilidad presupuestaria. Dentro de las cuentas globales de la Seguridad Social, en 2013 ha habido unos números rojos de 1,19% del sistema de Seguridad Social —fundamentalmente pensiones—, un superávit de 0,11 % del Servicio Público de Empleo Estatal y un déficit de 0,08 del Fondo de Garantía Salarial (FOGASA).

Catalunya, la Comunitat Valenciana, Murcia y Aragón, Castilla-La Mancha y Navarra han incumplido el objetivo de déficit marcado para 2013, según Hacienda.

En 2013, el Gobierno y las comunidades acordaron por primera vez objetivos asimétricos de déficit para facilitar la labor a aquellas con peores datos. Es el caso de Andalucía, que ya ha adelantado que cerró 2013 con un déficit del 1,55%, inferior al objetivo del 1,58% fijado por el Gobierno.