Público
Público

Courbet y su influencia en el realismo español, joya de la temporada del MNAC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una exposición sobre Courbet y su influencia en el realismo español será uno de los principales atractivos de la temporada del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) en 2011, presentada hoy por su directora, Maite Ocaña.

El inicio de la temporada viene marcado por el cierre al público de las salas de arte románico, en pleno proceso de remodelación -se reabrirán a principios del verano del próximo año-, lo que permitirá que la Fundación Mapfre de Madrid acoja de febrero a mayo una exposición con una selección de unas 60 obras.

Entre estas obras figuran el fragmento de la "Lapidación de san Esteban", procedente de Sant Joan de Boí (Lleida), la "Majestad Batlló" y un fragmento de las pinturas murales del monasterio de San Pedro de Arlanza.

Con la exposición "Realismo(s). La huella de Courbet" (abril a julio de 2011), el MNAC pretende, ha explicado su directora, "presentar por primera vez en España algunas de las creaciones más relevantes de Gustave Courbet".

Al mismo tiempo, esta exposición incluirá obras de Ramon Martí Alsina, figura clave del siglo XIX en la introducción del movimiento realista en la escena artística española, que tuvo un conocimiento directo de la obra de Courbet.

También se podrán ver pinturas y estampas del siglo XVII, como un autorretrato de Murillo de la National Gallery de Londres o un grabado de Rembrandt de la Biblioteca Nacional de París que "ejemplifican el ascendente que la obra de los grandes maestros barrocos ejerció sobre la pintura realista del siglo XIX".

En la parte final del recorrido expositivo se presentará una selección de obras de Antoni Tàpies, en las que se verá la huella realista de uno de los artistas contemporáneos más internacionales.

Otro de los momentos 'estelares' de 2011 en el MNAC se producirá en el último trimestre con la exposición, por primera vez en España, de la llamada "maleta mexicana" del fotógrafo Robert Capa.

Tras abandonar París en 1939, Capa dejó tras de si tres cajas que contenían los negativos de 126 carretes con 4.500 fotografías tomadas durante la Guerra Civil española por el propio Capa, su compañera sentimental Gerda Taro y David Seymour 'Chim', así como otra pequeña cantidad de instantáneas realizadas por Fred Stein en París.

Este material se había dado por perdido hasta que reapareció en México en 1995 y, tras múltiples vicisitudes, en 2007 los negativos llegaron al International Center of Photography de Nueva York, donde están expuestos hasta el próximo mes de enero.

Estos negativos, entre los que se encuentran retratos inéditos de personajes como Lorca, La Pasionaria o Ernest Hemingway, permiten, según Ocaña, "contemplar las series completas a las que pertenecen algunas fotografías publicadas en su momento y que se convirtieron en iconos de la Guerra Civil".

La temporada 2011 se iniciará a finales de febrero con la exposición "Torres-García en sus encrucijadas", que reunirá más de 80 obras, principalmente dibujos, muchos de ellos inéditos, de la colección de Alejandra, Aurelio y Claudio Torres-García, aunque también se presentarán pinturas y construcciones en madera.

El propósito de esta muestra es aproximar al visitante a la intimidad del proceso creativo del artista hispano-uruguayo y exponer las encrucijadas en las que se encontró: la inflexión clásica del modernismo a los años de París y Nueva York.

La temporada se cerrará con la exposición numismática "Dioses y mitos de la antigüedad" (mayo de 2011 a mayo de 2012), una aproximación a las divinidades, a los mitos y a los cultos de los habitantes de la península ibérica desde el siglo V aC hasta la llegada de los visigodos.

El presupuesto del MNAC para 2011 contempla una disminución de un 23% respecto al del presente año, que ascendía a 25,6 millones de euros, en parte por el descenso de la aportación de las administraciones del consorcio.