Público
Público

Los Couso dicen que no se fían del Gobierno y "plantan" a Caamaño

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La familia del cámara gallego José Couso, muerto en 2003 en Irak, ha dado hoy plantón al ministro de Justicia, Francisco Caamaño, "ante el clima de desconfianza" generado por las revelaciones de WikiLeaks sobre la actuación del Gobierno español ante las autoridades de Estados Unidos en el caso de su hermano.

En un comunicado, los Couso justifican su decisión de no acudir a la reunión prevista para esta tarde con el ministro "ante el clima de desconfianza generado por el conocimiento de los cables de la Embajada estadounidense y las declaraciones posteriores de miembros del Gobierno de España".

Los Couso, a los que Caamaño había citado a las 18:30 horas en la sede de su departamento, han enviado a la reunión a sus abogados, Enrique Santiago y el ex fiscal general del Estado Leopoldo Torres, que no han sido recibidos por el ministro, sino por dos altos cargos de Justicia.

Entre ellos estaba la directora general de Cooperación Jurídica Internacional, Aurora Mejía, que ha explicado a los letrados todas las gestiones realizadas por el Ministerio con los Estados Unidos para el esclarecimiento del caso, de las que ya había dado cuenta Caamaño esta mañana en el Congreso.

En respuesta a una pregunta del BNG en la sesión de control al Gobierno, el ministro ha asegurado que el Gobierno pidió repetidamente a Estados Unidos que esclareciera "completamente" las circunstancias de la muerte de Couso y ha defendido la "colaboración permanente" del Ejecutivo con la Justicia en este caso.

Fuentes de Justicia han asegurado que Caamaño "lamenta" que los familiares de Couso hayan decidido no acudir a la reunión fijada con ellos y han añadido que la intención del ministro era facilitarles todos los detalles de la labor realizada por su departamento.

Amigos y familiares de Couso se concentrarán a las 20:00 horas ante la sede del PSOE en Madrid "para demostrar públicamente la indignación por la actitud del Gobierno, de la Fiscalía General del Estado y del PSOE, que han tratado de impedir en la sombra el normal funcionamiento de la Justicia española mientras públicamente hacían creer que apoyaban las reivindicaciones de la familia Couso".

Según los cables del Departamento de Estado norteamericano filtrados por WikiLeaks, EE.UU. presionó al Gobierno y a la Fiscalía españoles para "frenar o boicotear" las causas judiciales abiertas en la Audiencia Nacional contra políticos y militares estadounidenses presuntamente involucrados en el "caso Couso" y otras causas judiciales.