Público
Público

Cráneos y esqueletos de homínidos, eje de una exposición sobre Darwin

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Reproducciones de cráneos de homínidos, de restos de un esqueleto de Australopithecus y la figura de Charles Darwin con cuerpo de simio figuran entre los atractivos que ofrece la nueva exposición organizada por el Museo de la Ciencia de Valladolid sobre la vida personal del científico inglés y su Teoría de la Evolución.

La muestra, que permanecerá abierta hasta el 10 de enero del próximo año, consta de dieciséis módulos, la mitad de los cuales se ocupan de los aspectos científicos del darwinismo, mientras que el resto dan a conocer la parte más humana de Darwin y sus peripecias personales.

La exposición se completa con una proyección de dibujos animados sobre la vida del naturalista y con reproducciones de los huesos de un Australopithecus, un género extinto de primates homínidos que apareció hace más de cuatro millones de años.

A lo largo del recorrido, se explica cómo el viaje de Darwin a bordo de un barco de exploración de la marina real británica, el Beagle, le permitió cambiar su forma de entender la naturaleza y comprender los mecanismos de la evolución.

De manera paralela, se analizan los distintos mitos que rodearon la Teoría de la Evolución, así como la utilización política del darwinismo y el reducido papel que tuvieron las mujeres en la explicación del desarrollo de la especia humana.

Además, la muestra "Darwin vive. Un hombre tranquilo y su r-evolución" se completa con un ciclo de cinco conferencias impartidas por expertos en Paleontología y Biología.

Uno de los ponentes, el paleontólogo José Luis Sanz, ha explicado, en declaraciones a Efe, que Darwin fue un "gigante del conocimiento" que "permitió que por primera vez la ciencia tuviera un modelo adecuado para interpretar la naturaleza".

En este sentido, ha señalado que la exposición del Museo de la Ciencia de Valladolid está "bien equilibrada" e intenta dar una visión general del sentido de la evolución y de la hipótesis de la descendencia con cambio, que explica "cómo a partir de un ancestro común surgen descendientes que varían con el tiempo".

El paleontólogo también ha hecho referencia a la importancia de los fósiles para "escribir la historia de la vida", ya que "reconstruyen la secuencia de ecosistemas y permiten conocer cómo fueron las plantas y animales hace millones de años".

El ciclo de ponencias también contará con la intervención, el próximo 3 de noviembre, del doctor en Ciencias Biológicas y paleoantropólogo José María Bermúdez de Castro, que hablará sobre los primeros homínidos europeos y la revolución de los hallazgos producidos en la Sierra de Atapuerca, en Burgos.

El día 5, el presidente de la Sociedad Española de Biología Evolutiva, Manuel Soler Cruz, pronunciará una conferencia sobre la evolución de la monogamia y del cuidado de los hijos en humanos y otros animales, mientras que el día 10, la doctora en Biología Vegetal de la Universidad de La Laguna, Carolina Martínez, hablará del papel de las mujeres en la evolución.

Charles Darwin nació en 1809 en Shrewsbury (Gran Bretaña) en una familia de clase social alta, lo que le permitió convertirse en naturalista y dar la vuelta al mundo.

Su viaje a bordo del Beagle le llevó a publicar en 1859 "El Origen de las Especies", un libro que cambió la forma de entender el mundo.

Por Silvia Rioja Calvo