Público
Público

El creador de Mario Bros explora sus dotes musicales con la Wii

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El diseñador de videojuegos japonés Shigeru Miyamoto, bautizado como el "padrino de los videojuegos", ha explorado nuevos confines con "Wii Music", un juego con el que espera atraer a nuevos jugadores y realizar sus frustradas ambiciones musicales.

Miyamoto, el creador de "Mario", "Donkey Kong" y "Nintendogs", dijo que "Wii Music" era parte del plan original de Nintendo de utilizar la Wii para atraer a consumidores no aficionados a las consolas al sector.

"Cuando creamos la Wii, identificamos áreas que llamarían la atención de todos en casa", contó Miyamoto a Reuters. "Uno fue el deporte, otro el fitness y el otro era la música".

Para Miyamoto, de 55 años, reinventar el género de los juegos de música popular era un misión personal ya que siempre albergó ambiciones musicales.

Durante los últimos 30 años, cuando Miyamoto no estaba ocupado dando vida al fontanero más famoso del mundo, Mario, o cambiando el público objetivo de los videojuegos con la Nintendo DS o la Wii, este emprendedor se dedica a tocar instrumentos como el saxo.

"'Wii Music' ha sido la respuesta a mi larga vida de músico aficionado", expresó Miyamoto. "El único problema es que nunca he sido capaz de resolver es mi deseo de ser lo suficientemente bueno como para tocar en público, sin importar cuanto practique nunca siento que mi desempeño es lo suficientemente bueno".

Miyamoto ha diseñado "Wii Music" para que cuatro jugadores puedan formar una banda y tocar cualquiera de las 50 canciones en el juego, incluyendo éxitos como "Every Breath You Take", "Material Girl" e incluso la canción de "Super Mario Bros".

El juego cuenta con cerca de 60 instrumentos, que se valen de los sensores de movimiento de la Wii y de los controles.

Michael Pachter, analista de videojuegos para Wedbush Morgan Securities, espera que "Wii Music" tenga una larga vida, pronosticando ventas de 2 millones de copias en este trimestre y que después logre entre 500.000 y un millón de copias cada año.