Público
Público

Crean una cepa de VIH que puede infectar a los monos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un grupo de científicos ha desarrollado una cepa del virus del sida capaz de infectar y multiplicarse en los monos, en lo que quieren que sea un paso hacia la prueba futura de vacunas en los animales antes de probarlas en personas, reveló un nuevo estudio.

Esta cepa del VIH, o virus de la inmunodeficiencia humana, fue creada alterando un solo gen de la versión que afecta a las personas, para permitirle infectar a un tipo de monos llamado "macaco cola de cerdo", informaron los expertos.

Una vez que se inyecta en los monos, el virus genéticamente modificado prolifera casi de la misma forma que lo hace en las personas, pero el animal finalmente lo suprime y el virus no lo enferma, añadió el equipo.

La cepa se llama stHIV-1, por sus siglas en inglés.

Los investigadores esperan poder evaluar posibles fármacos y vacunas contra el VIH en estos monos antes de probarlos en las personas.

"Existe un virus pariente del VIH llamado VIS, o virus de la inmunodeficiencia simia, que provoca una condición similar al sida en cierto tipo de monos.

Pero este virus del sida de los monos o VIS no es idéntico al que infecta a las personas y no es un sustituto ideal para evaluar los medicamentos y vacunas contra el VIH.

"Si nuestra investigación se lleva más allá, esperamos que algún día quizá en un futuro no tan lejano podamos crear vacunas que apunten al uso en humanos y que ese mismo producto pueda ser evaluado en animales antes de los ensayos con personas", dijo Paul Bieniasz, de la Rockefeller University.

Hasta el momento, los científicos han tenido problemas para crear vacunas contra el sida.

En un artículo publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, el equipo de Bieniasz señaló que al crear el virus genéticamente modificado extrajeron la versión del VIH de un gen, conocida como vif, e insertaron la versión del VIS.

Este gen actúa frustrando a las proteínas desarrolladas por los monos para eliminar los virus.

Bieniasz dijo que los científicos necesitarían hacer cambios adicionales en el stHIV-1 para mejorarlo y usarlo en la evaluación de vacunas.

El virus genéticamente modificado infecta a los monos y al principio de la infección es una imitación razonablemente buena de lo que sucede a las personas con VIH, indicó el autor.

Pero tras la expansión inicial en el cuerpo del mono, el animal logra suprimirlo, aunque no completamente, y lo lleva a niveles muy bajos.

"El pequeño problema es que los monos no siguen hasta desarrollar sida, no se enferman", agregó Bieniasz.