Público
Público

Crece el antisemitismo en la UE por Oriente Próximo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los picos en el sentimiento antisemita en Europa han ido de la mano de la tensión en Oriente Próximo y la imagen de que los antisemitas son cabezas rapadas ha cambiado, según dijo un organismo de la UE en un documento de trabajo.

La Agencia para los Derechos Fundamentales, con sede en Viena, que recopila información de 19 países miembros de la UE, dijo que el alza del antisemitismo, en forma de episodios vandálicos y agresiones físicas, era una preocupación grave.

En Francia, que registra cuidadosamente tales casos, los delitos antisemitas crecieron drásticamente en 2002 y 2004 a medida que empeoraba el conflicto entre israelíes y palestinos, y la tendencia es reflejo de un sentimiento paneuropeo.

"Parece haber una relación entre el crecimiento del antisemitismo en la UE y la situación en el Oriente Próximo", dijo Ioannis Dimitrakopoulos, uno de los autores del documento.

Los autores también apuntaron un cambio en la forma en que se retrata a las personas antisemitas en los medios y en cómo son vistos por la opinión pública.

"Ha habido un cambio de 'cabezas rapadas de extrema derecha' a 'jóvenes musulmanes indiferentes', 'personas de origen norteafricano' o 'inmigrantes' y miembros de la izquierda 'antiglobalización'", dijeron.

En Austria, donde los partidos de extrema derecha ganaron casi un tercio de los votos en las elecciones parlamentarias del año pasado, el numero de delitos antisemitas se dobló en 2007 frente a los dos años previos, y además se ha registrado un aumento generalizado de los delitos xenófobos de extrema derecha.

Sin embargo, los autores dijeron que ninguna investigación sugería una relación entre el antisemitismo en política y los medios y los delitos actuales dirigidos contra los judíos.

"La motivación entre los perpetradores y la relación entre sus actos y las actitudes antisemitas y la ideología sigue estando bajo estudio y poco clara", dijeron.

Los autores apuntan que su trabajo se ha visto dificultado por la insuficiencia de datos, que suponen que los países individuales no puedan ser comparados entre sí, y los métodos empleados para registrar incidentes varían de un estado a otro.

"La mayoría de los países miembros no tienen datos oficiales, ni siquiera no oficiales, y estadísticas sobre incidentes antisemitas", escribieron.

En Francia y la República Checa, los ministerios del Interior han establecido departamentos para registrar las tendencias, mientras que en Bélgica la policía no registra oficialmente los casos y Dinamarca no distingue entre si los incidentes son antisemitas o no.

Este organismo presentará un informe completo en 2010.