Público
Público

Crece el diferencial de deuda española con la alemana por los problemas de Irlanda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El diferencial entre el bono español y el alemán, que mide el riesgo de invertir en España, creció hoy de 175 a 180 puntos básicos por la presión existente sobre la deuda irlandesa y de otros países periféricos, según datos del mercado y expertos consultados.

Los problemas de Irlanda para controlar el déficit y los rumores sobre la próxima reestructuración de su deuda presionaron hoy a los títulos de los países periféricos europeos, lo que elevaba la rentabilidad de la deuda soberana de algunos de estos países se situaba en máximos históricos.

Así, los títulos irlandeses alcanzaban un rendimiento del 7,168 por ciento al cierre de la sesión, diecinueve centésimas más que el lunes; la deuda portuguesa aumentaba su interés once centésimas, hasta el 6,115 por ciento, y la griega crecía diez centésimas para acabar la jornada en el 10,667 por ciento.

Por su parte, la rentabilidad de la deuda española a diez años subió cinco centésimas para acabar la sesión en el 4,269 por ciento (su precio cayó 39 centésimas, hasta el 104,63 por ciento).

Por contra, el interés de la deuda alemana actuó como refugio y cayó una centésima, hasta el 2,466 por ciento, en una jornada de transición a la espera de conocer el importe del programa de recompra de deuda en EEUU por parte de la Reserva Federal, que se conocerá mañana y podría ascender a 500.000 millones de dólares.

En espera de conocer la decisión que adoptará el banco central estadounidense, el rendimiento de las obligaciones estadounidenses a diez años caía a esta hora una centésima, hasta el 2,612 por ciento.

El coste de los seguros de impago de deuda (credit default swap o CDS) relativos a España se situaba al cierre del mercado secundario de deuda en 232.560 dólares para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares en bonos españoles a 10 años (ayer estaba en 232.000 dólares).

Los CDS de Grecia crecían hasta 835.890 dólares, en tanto que los de Irlanda se cambiaban a 493.170 dólares y los portugueses a 388.000 dólares.

En cuanto al resto de países periféricos de la zona del euro, el diferencial entre el bono alemán y el griego crecía once centésimas y se elevaba hasta 820 puntos básicos; con el irlandés aumentaba veinte puntos básicos, hasta 470, y con el portugués se situaba en 365 puntos básicos -353 ayer-.

En cuanto a otras noticias sobre el mercado de deuda, el Tesoro español colocará entre 3.000 y 4.000 millones de euros de bonos a cinco años con un nuevo cupón, del 3,25 por ciento, mientras que la agencia de medición de riesgos Standard and Poor's mantuvo la calificación crediticia de Italia.

DISPLAY CONNECTORS, SL.