Público
Público

Crecen los factores de riesgo cardíaco en México

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

Un gran porcentaje de adultosmexicanos tienen factores de riesgo de enfermedad coronaria yaccidente cerebrovascular, lo que para los expertos indica que,de no mediar una intervención de salud pública, la tasanacional de enfermedad cardiovascular seguirá la tendenciacreciente que comenzó hace varias décadas.

En un estudio sobre 20.000 mexicanos mayores de 20 años,los autores hallaron que el tabaquismo y la obesidad eran losfactores de riesgo cardíaco más prevalentes.

Un tercio de los hombres dijo que fumaba y la mitad de lasmujeres tenía obesidad abdominal, definida como unacircunferencia de cintura de más de 90 centímetros (cm) en lasmujeres y más de 100 cm en los hombres.

El 30 por ciento de los hombres y las mujeres teníanpresión alta. El 13 por ciento de los adultos era diabético yun porcentaje similar presentaba colesterol alto. Esto superasignificativamente las cifras mexicanas de hace 50 años, segúnpublicó American Heart Journal.

En 1960, la tasa nacional de diabetes no superaba el 3 porciento, antes de aumentar al 8 por ciento en la década de 1980.Lo mismo ocurrió con la hipertensión, que pasó del 10 al 20 porciento en los 90 a la cifra actual.

Esos patrones replican la tendencia que estudios previoshabían demostrado sobre la tasa de mortalidad por enfermedadcoronaria en México, que casi se duplicó entre 1970 y el 2000.

La tasa actual (56 muertes por enfermedad cardíaca por cada100.000 personas) sigue por debajo de la tasa de EstadosUnidos, de 135 muertes por cada 100.000 personas en el 2006.

Pero esa brecha está sesgada de algún modo porque lapoblación de Estados Unidos es mayor que la de México. Además,las tendencias de enfermedad coronaria en ambos países estáncreciendo en direcciones opuestas.

Entre 1970 y el 2000, Estados Unidos y Canadá registraronuna reducción del 63 por ciento en la mortalidad por enfermedadcardíaca, según indicó el doctor Jorge Escobedo, coautor delnuevo estudio. Lo atribuyó al avance de los tratamientos y ladisminución de la cantidad de personas que desarrollan laenfermedad.

Varios factores explicarían la tendencia en México, segúnEscobedo, del instituto Mexicano de Seguridad Social, que leofrece atención de la salud al 45 por ciento de la población.El sistema de salud de México combina el servicio público yprivado.

El país está mostrando un patrón similar al de los paísesque se están industrializando: en la segunda mitad del siglopasado, cada vez menos mexicanos morían precozmente porenfermedades infecciosas; es decir que cada vez más personasvivían lo suficiente como para desarrollar factores graves deriesgo de enfermedad cardíaca, como diabetes tipo 2, y laenfermedad en sí.

Pero Escobedo destacó también la influencia de los cambiosdel estilo de vida, como la reducción de la actividad física yel alejamiento de la alimentación tradicional.

El tabaquismo es otro problema importante en México, enespecial en los hombres. Los más jóvenes concentran las tasasmás altas de la adicción: el 38,5 por ciento de los varones de20 dijo que fuma, comparado con el 20 por ciento de los hombresde 60 años.

Asimismo, Escobedo indicó que las personas con diabetes ehipertensión deben controlar ambas enfermedades para reducir elriesgo de desarrollar enfermedad cardíaca.

El acceso al tratamiento es otro obstáculo. En México, losprogramas públicos y privados de seguro de salud proporcionanun acceso desigual a la atención de buena calidad.

FUENTE: American Heart Journal, agosto del 2010