Público
Público

Crecen los robos de artículos de uso cotidiano

El hurto amateur por parte de las amas de casa también aumenta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un tercio de lo hurtado en alimentos, del 1 de julio de 2008 al 30 de junio de 2009, se debe a la crisis, en un periodo en el que el total de robos en la distribución en España suma 2.421 millones de euros, lo que supone un aumento del 11,61% sobre el periodo anterior, según el informe anual 'El Barómetro Mundial del Hurto en el Retail', patrocinado por Checkpoint Systems.

En concreto, la mitad de las pérdidas (50,2%) provienen de hurtos de clientes, mientras que el 28,4% corresponden a robos de los propios empleados y el resto se reparte entre hurtos de proveedores (7,7%) y errores internos (13,7%).

Según el estudio, los delincuentes tienden a centrarse en artículos pequeños y fáciles de esconder, caros y de marca, como juegos electrónicos, reproductores de MP3, ropa, cosméticos, perfumes, bebidas alcohólicas, cárnicos y alimentos caros o 'gourmet'. El hurto de alimentos no se produce tanto por necesidad como por la reventa de estos productos en 'canales alternativos'.

En respuesta, los distribuidores han elevado la seguridad en muchos productos gourmet, 'protegiéndolos con carcasas de plástico que se retiran al pagar en caja'.

Además, aumentan los dos tipos de delincuencia, tanto la amateur -pequeños robos por impulso que cometen personas jóvenes 'e incluso amas de casa'- como la profesional, por la que se hurtan grandes cantidades de mercancías y con una táctica preestablecida.