Público
Público

La crecida del río Guadiana obliga a evacuar un pueblo de Badajoz

Los 659 habitantes de la pedanía de Barbaño fueron trasladados pasada la medianoche a la cercana localidad de Montijo por el riesgo de inundaciones. Siete provincias del suroeste peninsular y Canarias están en alerta por lluvias,

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de seiscientas personas fueron evacuadas de forma preventiva la pasada medianoche de la localidad de Barbaño, una pedanía cercana a Montijo (Badajoz), ante el riesgo de inundaciones por el desbordamiento del río Guadiana, informó anoche el Gobierno de Extremadura en una nota.

Según informó la Junta de Extremadura, la dirección técnica del Plan Especial de Protección Civil decretó la evacuación 'preventiva' de Barbaño. Sus 659 habitantes fueron trasladados al polideportivo municipal de Montijo, municipio matriz al que pertenece Barbaño.

El Gobierno de Extremadura habilitó una flota de doce autobuses para la evacuación, así como varias ambulancias para trasladar a las veinte personas discapacitadas que viven en la localidad.

El director de Comunicación de Cruz Roja Extremadura, Jesús López Santana, informó a Efe de que voluntarios de esta ONG se encargaron de gestionar el albergue de las personas evacuadas y atendieron sus necesidades básicas.

La evacuación la decidió la dirección técnica del INUNCAEX sobre las 23.30 horas, después de analizar las previsiones de subida del caudal del río Guadiana durante la noche y una vez que se ha declarado el nivel 2 de emergencia.

La situación este miércoles por la mañana era de normalidad aunque el peligro de inundaciones persiste ya que aún no se ha notado una bajada significativa en el caudal del río, según informó la Junta de Extremadura esta mañana. Las previsiones meteorológicas apuntan que puede volver a llover durante la mañana de hoy.

Por ello, la dirección técnica del INUNCAEX ha tomado la decisión de que el regreso de los vecinos no se permitirá hasta que los técnicos hayan hecho una valoración del terreno y de cómo está afectando el agua a las viviendas y sistemas de alcantarillado y desagües de la localidad, siempre bajo el control de Guardia Civil, una vez que el día avance y sólo de manera momentánea para recoger algunos enseres. 

El Guadiana ha provocado en las últimas horas numerosas inundaciones a su paso por la provincia de Badajoz como consecuencia de la crecida provocada por las lluvias de las últimas jornadas y por los desembalses que se están realizando en las presas de Orellana y del Zújar.

En cuanto a la situación en el resto del país, los caudales de los ríos están bajando en casi todas las cuencas, a pesar de que continúan las inundaciones en varias zonas de Castilla y León y Castilla-La Mancha y se espera un nuevo frente a partir del jueves. De las catorce cuencas en las que se agrupan los ríos españoles la mitad superan el 90 % de su capacidad: Cantábrico, Miño-Sil, Galicia Costa, Guadiana, Atlántica Andaluza, Guadalquivir y País Vasco, esta última al 100% de su capacidad.

Un total de siete provincias están en alerta amarilla (riesgo) este miércoles por lluvias, viento y fenómenos costeros, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Por lluvias, están en alerta Cáceres, Badajoz, Huelva, Sevilla y Cádiz, mientras que los vientos afectarán a las islas de El Hierro, La Gomera, Tenerife y La Palma.

Por fenómenos costeros están en alerta amarilla Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria, El Hierro, La Palma y Tenerife. En general, es posible que caigan precipitaciones localmente fuertes o persistentes en el oeste de Andalucía y que los intervalos de viento fuerte afecten a Canarias y que en las islas occidentales tengan rachas incluso muy fuertes.

Además, en la Península se espera un miércoles muy nuboso en el oeste y predominio de cielos nubosos en el resto. Durante el día aumentará la nubosidad y las precipitaciones débiles o localmente moderadas se extenderán hasta afectar a la mayor parte de la Península.

En Zamora el Duero se ha desbordado y en Zaragoza el caudal del río Ebro se mantendrá alto en los próximos días. En los últimos días las inundaciones obligaron a cortar varios tramos de carreteras secundarias en las provincias de Ciudad Real, Albacete, Palencia, Zamora, Burgos y La Rioja. También se activaronplanes de alerta en Extremadura y Jaén ante la previsión de nuevos desbordamientos.

Ante esta situación, la dirección general de Protección Civil y Emergecias del Ministerio del Interior recomienda adoptar 'medidas de autoprtección' especialmente en las Comunidades de Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura. El 112 ha solicitado a la población de zonas inundadas o inundables que no accedan a sus fincas o viviendas; y que eviten circular por las carreteras y caminos inundados, cauces y orillas.

La Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España (Fenacore) advirtió ayer de que agricultores de las cuencas del Ebro, el Duero y el Guadalquivir sufrirán 'pérdidas totales' en sus cultivos porque se han quedado inundados por las lluvias o por los desembalses controlados. Las organizaciones agrarias se muestran cautelosas aún para hablar de daños pero anticipan ya que varios cultivos se resienten, especialmente los cereales, cuyas raíces empiezan a pudrirse y la humedad desencadenará la roya, que podría mermar la próxima cosecha.