Público
Público

El crecimiento del saldo hipotecario de bancos y cajas del 2007 cae un 21% por la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El crecimiento del saldo hipotecario -diferencia entre nuevos préstamos y amortizaciones- de las entidades financieras españolas fue el año pasado un 21 por ciento menor que en el 2006 debido a la crisis de liquidez desatada en EEUU, informó hoy la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

Las entidades no sufrían una caída de este tipo desde el 2000, año de la crisis de las compañías tecnológicas y las "puntocom".

En el 2007, los bancos, las cajas y las cooperativas de crédito incrementaron el crédito hipotecario en 136.000 millones de euros, un 21 por ciento menos que los 172.000 millones del año anterior.

Según la AHE, el comportamiento de la actividad hipotecaria se diferenció claramente en las dos mitades del año, ya que entre enero y junio creció 80.000 millones de euros y, entre julio y diciembre, se desaceleró y aumentó en 55.000 millones, debido a la "imprevista" crisis financiera, que trajo consigo problemas de liquidez.

Esa situación indica que las entidades españoles han ralentizado la concesión de hipotecas durante el segundo semestre, una situación que también ha venido causada por la fuerte caída de la venta de viviendas.

El presidente del G14 -principales inmobiliarias cotizadas-, Pedro Pérez, dijo en diciembre que la venta de viviendas, registrada por el Colegio de Registradores, estaba disminuyendo desde el pasado verano a un ritmo en torno al 30 por ciento, frente al 15 por ciento del primer semestre del 2007.

Los nuevos fondos prestados en el 2007 permitieron que el crédito hipotecario gestionado creciera un 14,9 por ciento hasta 1,047 billones de euros, frente a incrementos superiores al 20 por ciento en años anteriores.

La AHE aseguró hoy que durante el 2008 se producirá un "estancamiento de la actividad" hipotecaria, según una encuesta con sus asociados, y que se espera que el crédito gestionado aumente entre un 6 y un 9 por ciento, en línea con lo pronosticado por los propios bancos en las últimas semanas.

Ese aumento se hará realidad siempre que las condiciones económicas sean similares a las actuales, "con crecimiento de la economía y del empleo positivos".

Los 1,047 billones de euros de crédito hipotecario acumulado por las entidades superó, por primera vez, el Producto Interior Bruto (PIB) español, que será en el 2007 -mañana se conocerá oficialmente- de unos 1,018 billones de euros.

Según la AHE, que para sus estadísticas también utiliza datos del Banco de España, hasta septiembre del 2007 había caído el numero de operaciones hipotecarias, algo que ya ocurrió en el 2006.

Agrega que el análisis del crecimiento del saldo hipotecario y la evolución de las nuevas operaciones muestran que la ralentización definitiva del mercado comenzó "mucho antes", a finales del 2004, como pone de manifiesto el número de operaciones contratadas y los volúmenes de créditos formalizados.

La desaceleración se había retrasado debido al incremento de los precios de la vivienda, que obligaban a solicitar importes de las hipotecas superiores, y a la entrada en balance de las disposiciones de los promotores inmobiliarios, normalmente posterior a la fecha de formalización de la operación.