Publicado: 11.02.2014 11:00 |Actualizado: 11.02.2014 11:00

El crecimiento no creará empleo de forma significativa, predice el BBVA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La economía española crecerá el 0,9% en 2014 y el 1,9% en 2015, según el informe Situación España que ha presentado este martes el servicio de estudios del BBVA correspondiente al primer trimestre del año.

Asimismo, según la entidad, el ritmo de crecimiento será suficiente para crear empleo de manera sostenida, aunque advierte de que no permitirá reducir la tasa de paro de forma significativa, ya que se situará en el 25,6% en 2014 y en el 24,8% en 2015.

Además pide que se profundice en las reformas estructurales entre las que cita la próxima reforma fiscal. En cualquier caso, el informe no descarta que esas tasas de crecimiento mejoren y que continúe el proceso de creación sostenida de empleo.

El servicio de estudios del BBVA alerta, no obstante, de que aún existen factores de riesgo que podrían frenar la recuperación. Por ello, considera "indispensable" que en Europa continúe el proceso "decidido" hacia la unión bancaria. También defiende que el BCE sea "consistente" con el objetivo de inflación para la zona del euro. Asimismo, incide en que el esfuerzo fiscal se está desarrollando a un ritmo insuficiente y señala que aumenta la probabilidad de que se produzca un incumplimiento del objetivo final de déficit del 6,5 % en 2013. El servicio de estudios del BBVA califica de "fundamental" mantener el "espíritu reformador".

El BBVA señala que el consumo crecerá un 0,9% en 2014 y un 1,3% en 2015

A este respecto, afirma que la recuperación que se observa debería ser un aliciente para impulsar una serie de medidas que consoliden o mejoren la tendencia de crecimiento. Así, indica que la reforma fiscal "debería incentivar la creación de empleo, fomentar el ahorro nacional, atraer la inversión extranjera e incrementar el crecimiento potencial".

En cuanto al consumo privado, el servicio de estudios del BBVA prevé que crezca el 0,9% en 2014 y el 1,3% en 2015, y augura que la demanda doméstica dejará de ser un lastre de la inversión productiva privada en los próximos dos años. Esto, unido al "buen desempeño" de las exportaciones, sentará, según la entidad, las bases para su crecimiento sostenidos.